Anuncio

Habrá auditoría para el Departamento de Servicio de Niños y Familias tras muertes de niños

Funeral de Avalos tras ser asesinado a manos de sus padres.

Funeral de Avalos tras ser asesinado a manos de sus padres.

(Los Angeles Times)

Su trabajo es velar por la seguridad de los niños abusados, sin embargo parece que el Departamento de Servicios para Niños y Familias del condado de Los Ángeles (DCFS) no ha llevado a cabo esta responsabilidad, de acuerdo a funcionarios del estado.

Las autoridades llevarán a cabo una auditoría para determinar si están haciendo un buen trabajo. La ultima auditoria en su tipo fue hace seis años, donde se resaltaron deficiencias incluidos los problemas con la velocidad y la calidad de las investigaciones y la falta de evaluaciones de seguridad requeridas en hogares de crianza donde los menores eran colocados.

En los últimos años, los trabajadores sociales han estado bajo fuego por muertes y abusos continuos de menores de edad, de parte de sus propios padres, y los cuales han ocurrido a pesar de que el DCFS conocía los casos.

El más reciente caso fue el caso de un niño de 10 años supuestamente torturado por su madre y su novio.

El comité de auditoría legislativa de California aprobó una solicitud sometida por los senadores Ricardo Lara, D-Bell Gardens, Scott Wilk, R-Santa Clarita, y el asambleísta Tom Lackey, R-Palmdale.

“Las desgarradoras muertes de Anthony y Gabriel exigen que busquemos en nuestras almas y nos comprometamos con una respuesta exhaustiva de todos los niveles de nuestro gobierno”, dijo el Senador Lara (D).

Asimismo, Wilk dijo: “Si no descubrimos cómo pueden ocurrir situaciones como esta, no podremos encontrar formas de prevenirlas en el futuro”. A pesar de las numerosas llamadas a DCFS por parte de maestros, familiares y otras personas que expresaban preocupación, Anthony permaneció en su casa”.

Los legisladores, citando informes en Los Angeles Times, señalaron que el niño muerto, Anthony Avalos, había sido el sujeto de 13 llamadas al departamento y que pudo haber revelado que era gay poco antes de su muerte.

Otra muerte que conmocionó al país fue la de Gabriel Fernandez, en 2013.

El menor de tan solo 8 años fue torturado y abusado por su madre porque sospechaba que Gabriel era gay.

La auditoría revisará si el DCFS tiene protecciones adecuadas para los niños gay, lesbianas, bisexuales y transgénero.

Los legisladores también solicitaron que el auditor observe que las evaluaciones de seguridad y riesgo realizadas por los trabajadores sociales sean oportunas y precisas, y si sus investigaciones sobre abuso y negligencia infantil son exhaustivas.

Si no, le pidieron al auditor estatal que averigüe “cuál es la raíz de estas deficiencias y cómo pueden resolverse esos problemas”.

Por otra parte, el condado ya está llevando a cabo su propia revisión en el caso de Anthony.


Anuncio