Anuncio
Share

Grave escasez de doctores latinos en Estados Unidos; comunidad sufre los resultados

El informe destaca la inequidad del acceso a la salud, los problemas con las bajas tasas de aceptación en la escuela médica y un sistema que no funciona.

El informe destaca la inequidad del acceso a la salud, los problemas con las bajas tasas de aceptación en la escuela médica y un sistema que no funciona.

(AP)

A pesar de que aproximadamente el 40 por ciento de la población en California es latina, menos del cinco por ciento de los médicos licenciados en el estado son latinos, lo que pone en riesgo la salud de la comunidad, señalan expertos.

Encima de esta estadística que tiene alarmado al sector médico, por el momento menos del nueve por ciento de admisiones en las carreras de medicina provienen de estudiantes latinos, y la situación va a empeorar, vaticina el informe de la organización Médicos Latinos de California (LPOC).

“Con la creciente población latina, más inscripción en la cobertura de salud como resultado de la Ley de Asistencia Asequible a través de Covered California, en la actualidad no hay suficientes médicos para satisfacer adecuadamente la necesidad [de este sector]”, dijo el doctor José Alberto Arévalo, Presidente de la Junta de LPOC.

Asimismo, el doctor Sergio Aguilar Gaxiola, profesor de UC Davis, declaró que hay “una tempestad que está arrasando con el estado” en términos de cifras.

“La encuesta muestra que el 39 por ciento de los médicos latinos que por ahora tiene California, planea jubilarse en un lapso de 10 años”, dijo Gaxiola. “Para empeorar el problema, menos del nueve por ciento de las nuevas admisiones provienen de estudiantes latinos en las escuelas de medicina”, agregó.

Los resultados de la escases son devastadores, ya que muchos latinos están enfrentando retos; empezando por la falta de transportación, la falta de sensibilidad cultural y la falta de tratamiento a sus enfermedades, dijo Gaxiola recalcando que este sector “solo llega a las salas de emergencia cuando se está ‘deshaciendo”.

Silvia Diego, doctora familiar, es testigo de la necesidad.

“Muchos pregunta por qué es importante tener doctores que hablen español, lo cierto es que el doctor latino está mejor equipado para atender, tiene la misma cultura, el mismo lenguaje y crea un lazo estrecho con el paciente”, dijo Diego.

Ese lazo es vital entre paciente y doctor para mejorar los resultados en las enfermedades crónicas, sostuvo Diego.

“La verdad es que los latinos van a seguir buscando un doctor que hable su idioma para conseguir el mejor tratamiento que no pueden adquirir con alguien que no les entiende”, indicó la doctora.

A parte de la escasez de médicos latinos, el informe también destaca la inequidad del acceso a la salud, los problemas con las bajas tasas de aceptación en la escuela médica y un sistema que no funciona porque está construido sobre reglas obsoletas que no les dan oportunidad a los estudiantes de bajos ingresos latinos.

Para solucionar el problema se necesita un esfuerzo grande, acordaron los expertos.

“Se necesita unir a los políticos y las escuelas de medicina clave para llegar a los jóvenes latinos y crear un sistema de apoyo para derrotar las barreras existentes que los desvían del camino”, dijo el doctor Arévalo, enfatizando “que no será fácil, pero es necesario empezar ahora porque el resultado final tarda en verse” en cuanto a la formación de doctores profesionales.

Por su parte, el doctor Joaquín Arambula, quien también es asambleísta del Distrito 31 en Fresno, aceptó que el estado no cuenta con pólizas que traten efectivamente la escasez.

“La falta de cuidado de calidad es crítico para nuestros pacientes. Debemos retar a nuestro sistema de educación para lograr entrenar más profesionales de la salud, no solo médicos sino trabajadores sociales y trabajadores de la salud mental”, dijo Arambula.

El informe de LPOC es la elaboración de un estudio de tres años que incluye una revisión de estadísticas, entrevistas con líderes latinos, grupos focales y una encuesta de médicos latinos en California.


Anuncio