Anuncio
Share

Duarte Ochoa, “la peor pesadilla de los veracruzanos”, dicen inmigrantes de Los Ángeles

En la manifestación, los inconformes exigen la renuncia del Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y del Presidente Enrique Peña Nieto.

En la manifestación, los inconformes exigen la renuncia del Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y del Presidente Enrique Peña Nieto.

Ángel Morales, presidente de la Federación Veracruzana USA, tachó al ex gobernador Javier Duarte Ochoa, quien presentara hoy su renuncia al cargo, como “la peor pesadilla de los veracruzanos”.

“Los veracruzanos queríamos que dejara la gubernatura desde hace mucho tiempo. Es el gobernador más nefasto de mis 60 años de vida. Ha dejado en bancarrota al estado y en manos de puro maleante”, dijo Morales.

“Estamos felices de su partida. Yo personalmente lo tuve en Los Ángeles 10 días cuando fue gobernador electo. Llegó incluso a dar el grito de independencia de México. Pensábamos que teníamos un gobernador bueno, que nos iba a escuchar, pero solo nos lavó el coco”, dijo Morales.

Según Morales, el gobierno le ha encontrado a Duarte Ochoa más de 400 compañías fantasmas que estaban sacando dinero de las arcas.

“Lo queremos ver en la cárcel”, sostuvo Morales, quien estima una población de más de 150 mil veracruzanos en el sur de Los Ángeles, la mayoría de ellos en el Valle y Santa Ana.

La noticia no sorprendió a muchos líderes inmigrantes veracruzanos pero dejó un mal sabor de boca en unos mientras que otros celebraron.

Javier Duarte Ochoa, gobernador de Veracruz, reveló que espera tener la licencia del Congreso para separarse de su cargo mientras le da frente a las acusaciones por delito de corrupción que se le imputan.

Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, el estado donde se han asesinado a más periodistas que en ninguna otra entidad.

Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, el estado donde se han asesinado a más periodistas que en ninguna otra entidad.

Durante su sexenio, el mandatario ha sido criticado por el presunto desvió de más de 35 mil millones de pesos de recursos federales y enriquecimiento ilícito. Además, se le culpa de realizar un trabajo pobre debido al alto número de asesinatos no resueltos en su región, incluidos los asesinatos de 16 periodistas.

Para Francisco Moreno, director de comunidades y vocero de Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM), “el gobernador sale por la puerta de atrás” y deja a toda “una región afectada”.

“Su sexenio ha sido golpeado en cuestión de violencia en un estado tan bello. Duarte renuncia porque no quiere más presiones, pero va a tener que responder ante las autoridades”, dijo Moreno.

“Aunque la corrupción no solo se da en Veracruz, sino en otros estados, esto no solo daña al lugar donde se revela sino a los inmigrantes por igual, ya que cuando se elige un mandatario, la comunidad les brinda su fe pública para sacar adelante un municipio, un poblado, una región… es traición a la patria y a los ciudadanos”, sostuvo Moreno.

El problema, señaló el vocero de COFEM, es que cuando una salida repentina ocurre, “se quedan agendas sin concluir. ¿Por qué estamos tantos inmigrantes en este país? Porque el nuestro no es capaz de ofrecernos buenos empleos y servicios, porque las personas en las que depositamos las confianza llegan para robar a manos llenas y enriquecerse dejando nuestra población en ruinas”.

A juicio de Moreno, si el mandatario estatal, es culpable, este debe de pagar un escarmiento.

Tras anunciar el retiro de su puesto, Duarte Ochoa sostuvo en entrevista con Carlos Loret de Mola para Despierta con Loret, que no podía enfrentar las acusaciones al mismo tiempo que cumplía con sus responsabilidades públicas.

Agregó tener la conciencia tranquila, porque las acusaciones en su contra son una “serie de infamias sin sustento”.

Por su parte, David Cancino, presidente del Club Manlio Fabio Altamirano, acató que la decisión de Duarte Ochoa fue saludable.

“Creo que lo que hizo es saludable para que pueda responder a todas las acusaciones”, dijo Cancino incrédulo de lo que se le imputa al político.

Cancino enfatizó que la corrupción en México ha invadido todos los niveles.

“No cabrían reos en las cárceles del país si empezamos desde la corrupción del gobierno hasta las fechorías que comete un policía. Lo que se necesita es educar a las nuevas generaciones que vienen corrompiéndose con el sistema”, recalcó Cancino.

El inmigrante veracruzano, indicó que las leyes en México son obsoletas y que existen ciertas maneras donde los criminales pueden evadir las responsabilidades.

“Se habla de atrasos en la comunidad, pero debe de haber una auditoria… Y si existe un desvío monetario, el nuevo gobierno va a poner todo el peso de la ley encima. Hay que recordar que todos somos inocentes hasta que se nos pruebe lo contrario”, agregó.


Anuncio