Anuncio
Share

Fiscal de Los Ángeles reconoce la valentía y la decisión de ayudar de residentes latinos

"Estos héroes jugaron un papel importante en el enjuiciamiento de tres criminales violentos. El condado de Los Ángeles es un lugar más seguro gracias a ellos", aseguró en un comunicado la fiscal del distrito, Jackey Lacey (i), quien les presentó un certificado de reconocimiento por su valor y acciones de ayudar al prójimo.

“Estos héroes jugaron un papel importante en el enjuiciamiento de tres criminales violentos. El condado de Los Ángeles es un lugar más seguro gracias a ellos”, aseguró en un comunicado la fiscal del distrito, Jackey Lacey (i), quien les presentó un certificado de reconocimiento por su valor y acciones de ayudar al prójimo.

Tres residentes de Los Ángeles, entre ellos dos hispanos, recibieron ayer el “Premio a las Personas Valientes” en una ceremonia encabezada por la Fiscal del Distrito del condado de Los Ángeles, informaron fuentes de este departamento.

“Estos héroes jugaron un papel importante en el enjuiciamiento de tres criminales violentos. El condado de Los Ángeles es un lugar más seguro gracias a ellos”, aseguró en un comunicado la fiscal del distrito, Jackey Lacey.

“Nuestra comunidad se fortalece cada vez que un vecino le da la mano a aquel que está en peligro”, agregó.

Uno de los premios fue entregado a Modesto De Pablo, de 39 años de edad y residente de Santa Mónica, por tratar de impedir que un hombre matara a puñaladas a su esposa mientras ésta trabajaba de cajera en un supermercado.

El incidente ocurrió el 21 de agosto de 2011, cuando el agresor irrumpió en el supermercado, agarró a la víctima por el cuello y comenzó a acuchillarla frente al estupor de trabajadores y clientes.

De Pablo no dudó entonces en abalanzarse sobre el agresor para evitar que consumara la tragedia; sin embargo, éste logró quitarse de encima a De Pablo y siguió atacando a su mujer, que murió al día siguiente.

Tras el trágico incidente, De Pablo colaboró con la fiscalía testificando durante el juicio y el agresor fue condenado por asesinato en primer grado en junio de 2014.

El segundo hispano condecorado es Alejandro Delgadillo Aguirre, de 23 años de edad y residente de Los Ángeles.

El joven evitó que un hombre acabara con la vida de un anciano de 70 años durante un asalto físico ocurrido en una gasolinera de la ciudad de Commerce.

Gracias a la intervención de Delgadillo, un grupo de personas que se encontraba en el lugar de los hechos pudo ayudar a reducir al agresor hasta que llegó la policía.

Según datos de la fiscalía, el acusado deberá pasar tres años cumpliendo condena en una prisión estatal por abuso a ancianos.

La tercera persona homenajeada fue Amy Harder, de 38 años de edad y residente de Sun Valley.

Gracias a su denuncia, su novio, que mató a dos compañeros de piso y escondió los cadáveres, fue detenido y puesto a disposición de la justicia.

A través de estos premios, la Fiscalía del Distrito del Condado de Los Ángeles reconoce a las personas que protagonizan actos extraordinarios de valentía, cooperan con la justicia criminal, ayudan a las víctimas, previenen un crimen o incluso capturan a los sospechosos.


Anuncio