Film2Future aleja a jóvenes de bajos recursos del crimen para adentrarlos al cine

Film2Future aleja a jóvenes de bajos recursos del crimen para adentrarlos al cine

Nayeli Fernández veía muy lejos su sueño de cursar una carrera cinematográfica en Estados Unidos, no solo por ser inmigrante latina, sino también por el alto costo de las clases.

“Una industria poco amigable con las minorías y difícil de acceder para las personas de bajos recursos estaba lejos de mi alcance”, dice la joven de ahora 19 años de edad.

Esa preocupación fue hace tres años, poco antes de descubrir que la organización sin fines de lucro Film2Future, en Los Ángeles, le podía enseñar el camino a través de un currículo de clases gratuitas. Esto sin contar un almuerzo, transporte y acceso gratis a las computadoras por cada sesión.

“Supe sobre la organización a través de un correo que envió mi escuela. De ahí, me inscribí y fui aceptada. Me sorprendió el hecho de que no tenía que pagar por aprender”, dice la joven.

Tres años dentro del programa para adolescentes entre 14 y 19 años, Fernández ha aprendido a ser directora de fotografía y animación así como editora.

“De no ser por la organización, tal vez no estuviera estudiando lo que me apasiona. Dos clases de este tipo por semestres equivalen tal vez al costo de renta mensual promedio en Los Ángeles”, agrega. “En Estados Unidos el dinero manda, sobre todo en la educación”.

Film2Future tiene la meta de ayuda a los adolescentes de bajos recursos a alejarse de la vida criminal y las pandillas, dice Rachel Miller, fundadora.

El otro objetivo es adoptar un enfoque proactivo para combatir el problema de la diversidad con frecuencia reportado en Hollywood con un plan de estudios de producción cinematográfica intensiva.

“Estoy obsesionada con traer más diversidad a Hollywood desde que empecé el movimiento hace tres años, dice Miller, quien también es fundadora de Haven Entertainment, una compañía productora.

Y es que los estudiantes también desarrollan su autoestima, las habilidades de trabajo en equipo, preparación del presupuesto y redacción de currículums. Una vez que se gradúan, la organización los enlaza a la educación superior o hacia un puesto de nivel salarial en la industria.

A juicio de Miller, hay mucho adolescente creativo en Los Ángeles que se pierde a las drogas y las pandillas. Y otros que deciden no seguir sus metas en la cinematografía porque no tienen el dinero y no saben cómo ingresar.

“Fui maestra en una escuela primaria con muchos niños de bajos recursos. Debemos identificar a estos jóvenes creativos y darles las herramientas para salir adelante”, dice Miller.

Muchos graduados de Film2Future han obtenido becas universitarias completas, pasantías remuneradas y trabajos en compañías como Shondaland y Netflix.

Andy Vásquez, otra estudiante, sostiene que como inmigrante salvadoreña esta escuela es lo mejor que le pudo suceder.

“Con lo costoso que es un equipo de producción, ni gastaba tanto tiempo pensando en que pudiera hacer mi vida en esta industria, pero ahora mí sentir dice que sí. Me gustaría ser directora  y camarógrafa… Ahora tengo el impulso para ir a la universidad”, dice Vásquez, residente de Norwalk.

Para más información, ingresar a la página web https://www.film2future.com/

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°