Anuncio
Share

Fanáticos del deporte y viajeros se preparan para mayor vigilancia a raíz del atentado en Orlando

Leonel Messi, estrella de Argentina, es uno de los protagonistas de la Copa América Centenario.

Leonel Messi, estrella de Argentina, es uno de los protagonistas de la Copa América Centenario.

(Archivo/HoyDeportes)

Las inspecciones en estadios y aeropuertos serán más rigurosas. El ingreso a lugares de grandes concentraciones, en general, contarán con mayor vigilancia a raíz de la masacre en Orlando, Florida donde murieron 49 personas en el club nocturno Pulse, indicaron autoridades estadounidenses.

En diferentes recintos deportivos, desde California hasta Massachusetts, se realiza desde el 3 de junio la Copa América Centenario, torneo en el que participan populares selecciones de futbol; al comenzar los cuartos de final, los organizadores consideran que hay que mantener la calma.

“Permanecemos vigilantes y comprometidos en mantener seguros a nuestros equipos, aficionados y staff”, indicó a HOY en un comunicado el Comité Organizador del campeonato, advirtiendo que la logística, que lleva varios meses, ha incluído a agencias de policía a nivel nacional, regional y local.

En este torneo, que ha acaparado la atención de la comunidad latina, el equipo más taquillero es México, con un promedio de 70,202 personas por partido. Al ingresar al juego entre esta escuadra y Chile, en Santa Clara el próximo sábado, se implementará la política de la bolsa transparente.

Irene Gutiérrez, jefe de prensa de la Copa América en la sede que tendrá ese juego, manifestó que se seguirán las medidas que establece la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) en sus estadios. “Como se ha hecho desde el principio se tienen que ingresar bolsas donde se vea lo que lleva”, aseguró.

En un boletín, divulgado por el Departamento de Seguridad Nacional, se emitió una advertencia que durará hasta el 15 de noviembre, cuando se volverá a evaluar la amenaza de terrorismo, medida que se ha tomado por los ataques perpetrados en San Bernardino, París, Bruselas y Orlando.

“El público puede observar un aumento de la aplicación de la ley y presencia de seguridad en todas las comunidades, en los lugares públicos y en los eventos en los próximos meses. Esto puede incluir restricciones adicionales y búsquedas en bolsas”, detalló la agencia federal.

En este verano, la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) proyecta un incremento de 7% de pasajeros en los aeropuertos en comparación al 2015, eso significa que un promedio de 2.3 millones de personas estarán abordando un avión diariamente.

A criterio de Aracely Gálvez, presidenta de Sky Tour & Travel, las personas que van a viajar deberán revisar cuidadosamente sus boletos y asegurarse que los nombres coincidan con su pasaporte, al plantear que la TSA puede realizar una revisión adicional debido a las nuevas medidas.

“Si no coincide lo van detener y cuestionar”, aseveró la agente de viajes, agregando que por esa razón es recomendable que los pasajeros lleguen con suficiente anticipación y llevar el mínimo de maletas posible. “Mientras más equipaje lleva se necesita más tiempo y revisión”, subrayó.

En ese sentido, el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) cuenta con una oficina de operaciones especial para que el público reporte actividades sospechosas, se puede hacer por internet en el sitio web iwatchla.org o llamando a la línea 1-877-284-7328.

“Se garantiza la confidencialidad”, aclaró el sargento Frank Preciado, asegurando que una denuncia a la línea telefónica de la policía a tiempo puede prevenir un acto terrorista; sin embargo, enfatizó que “al marcar al 9-1-1 se pueden activar a diferentes agencias para que puedan ayudar”.

Durante 25 años, Sergio Robleto laboró en la agencia policial local. En las últimas dos décadas se ha dedicado a asesorar a compañías en materia de seguridad. Por su experiencia, ciudades como Chicago, Nueva York y L.A. están en la mira de los grupos e individuos conectados al terrorismo.

“No es para alarmarse, sino para prepararse”, indicó el excomandante de investigación de homicidios, dejando claro que estaciones de trenes y autobuses, así como aeropuertos, teatros y escenarios deportivos son espacios públicos en los que pueden ocurrir atentados.

“Cada uno tiene que ir a estos lugares con ojos abiertos, teniendo en mente estar alerta y al ingresar buscar la ruta más rápida y efectiva de escape; también traer sus teléfonos celulares para llamar si pasa algo”, explicó Robleto. “Si uno lo hace rutina, no le va a impactar sicológicamente”, concluyó.


Anuncio