Anuncio
Share

Familia busca justicia por atropello a niños causado por agente del Sheriff

Dos menores de edad son impactador por una camioneta del Departamento del Sheriff de L.A.

Dos menores de edad son impactador por una camioneta del Departamento del Sheriff de L.A.

(Los Angeles Times)

Una familia latina busca justicia al imponer una demanda contra del Condado de Los Ángeles, por un agente del Sheriff que atropelló a dos menores de edad.

De acuerdo a la querella, sometida en la Corte Superior de Los Ángeles, el alguacil novato, que iba en una camioneta SUV, conducía a una velocidad muy alta, a pesar de no estar atendiendo ninguna emergencia.

Luis Hernández, demandante y padre de los niños de 7 y 9 años de edad, alega negligencia y muerte injusta.

José Luis y su hermano Marco Antonio murieron a causa del impacto. La madre de los niños resultó herida de gravedad, hecho ocurrido el pasado 16 de noviembre, a eso de las 7:25 pm, cuando caminaban de la escuela hacia su hogar.

José Luis y su hermano Marco Antonio murieron tras el impacto.

José Luis y su hermano Marco Antonio murieron tras el impacto.

(Cortesia)

En la escena, murió José Luis, mientras que Marcos falleció en el hospital pocas horas después.

El accidente ocurrió entre las calles Indiana y Whittier boulevard.

La demanda alega que el agente “no estaba en el proceso de responder a una llamada de emergencia, no estaba en la búsqueda inmediata de algún sospechoso o violador de la ley, y no tenía puesta la sirenas ni las luces activadas”.

El agente “estaba violando todos los estándares de la industria para una conducción segura, de vehículos de emergencia’’, sostiene la queja.

Entre los alegatos, el padre de familia agrega que la agencia de la ley no debió de haberle permitido al novato “conducir en la calle antes de completar su entrenamiento’’, ya que los resultados de las muertes indican que no estaba prestando demasiada atención o estaba distraído.

Por otra parte, en una investigación de las autoridades se indica que durante el incidente dos agentes estaban respondiendo a una llamada sobre una balacera, cuando la SUV se impactó con otros dos vehículos en la intersección, y luego viró en la acera donde caminaba la familia.

Sin embargo, la investigación no responde si la SUV traía las luces o la sirena apagada.

El agente que conducía la SUV estaba entrenando para patrullar, y en esa ocasión un supervisor se encontraba en el asiento del pasajero, de acuerdo a una declaración del jefe del Sheriff, Jim McDonnell.

En respuesta a la demanda, el Departamento del Sheriff dice no haber recibido la demanda aún, por lo tanto no tienen comentarios sobre el litigio.


Anuncio