Anuncio
Share

Ex Sheriff Lee Baca: Intentaba liberarse de la prisión, pero le fue peor

El acuerdo de libertad condicional le fue negado a Baca así como la sentencia de seis meses, el ex Sheriff, quien renunció a su puesto en el 2014, ahora enfrenta un juicio en el que podría enfrentar años en la prisión.

El acuerdo de libertad condicional le fue negado a Baca así como la sentencia de seis meses, el ex Sheriff, quien renunció a su puesto en el 2014, ahora enfrenta un juicio en el que podría enfrentar años en la prisión.

(AP)

El ex jefe del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD), Lee Baca, retiró su declaración de culpabilidad de un cargo federal de corrupción, por lo que ahora enfrentará un juicio federal en el que podría enfrentar años en la prisión.

Al declararse culpable en febrero, Baca pudo obtener la sentencia seis meses en prisión como parte de un acuerdo entre la fiscalía y el abogado defensor.

Tras un diagnóstico con el que resultó tener la enfermedad de Alzheimer, Baca también propuso el pasado 18 de julio una sentencia de libertad condicional, alegando que su condición médica y su antigua carrera lo hacen susceptibles al abuso durante la detención.

Sin embargo, en su última audiencia el juez federal, Percy Anderson, le dijo a Baca que imponer una pena de seis meses ni siquiera es suficiente para hacerle frente al “abuso grave de la confianza del público”.

Anderson dijo que tal pena “subestima la gravedad del delito” y el daño que Baca causó al participar en obstruir la justicia.

Asimismo, los fiscales federales sostuvieron que el ex representante de la ley merece pagar tras las rejas por haber mentido en el 2013, cuando dijo que no tenía conocimiento de que unos agentes del alguacil fueron a la casa de una agente del FBI para confrontarla y amenazarla sobre su participación en una investigación sobre la corrupción dentro del departamento.

El acuerdo de libertad condicional le fue negado a Baca así como la sentencia de seis meses, el ex Sheriff, quien renunció a su puesto en el 2014, ahora enfrenta un juicio en el que podría enfrentar años en la prisión.

“Por la paz de mi familia, para evitar un juicio largo y costoso y para minimizar el drama judicial asociado con este caso, hace varios meses me declaré culpable de un cargo presentado contra mí –debemos ser muy claros, un solo cargo”, dice Baca. “Hoy estoy retirando mi culpabilidad y busco un juicio”, sostiene.

Baca enfatiza: “Mientras mi futuro y mi capacidad para defenderme depende de la enfermedad de Alzheimer, tengo que dejar las cosas claras sobre mí y el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles en los aspectos engañosos de la investigación federal, mientras soy capaz de hacer esto”.

“Quiero agradecer a mi familia y amigos por animarme a ponerme de pie por lo que es correcto. Mi estado de ánimo es alto y mi amor por todas las personas es un regalo de Dios”, agrega.

Paul Tanaka, la mano derecha de Baca, fue sentenciado hace dos meses a cinco años tras las rejas.

Otros siete tenientes y funcionarios de alto rango dentro del departamento fueron condenados de 18 a 41 meses en prisión por conspiración y obstrucción de justicia.


Anuncio