Anuncio
Share

Estudiantes transgénero sin voz; Departamento de Educación ya no investigará sus quejas

(AP)

La comunidad gay, lésbica, bisexual y transgénico (LGBT) arremete contra el Departamento de Educación, después de que se confirmara que esta entidad ya no está investigando las denuncias de derechos civiles de estudiantes transgénero, a quienes se les prohíbe usar baños que se ajusten a su identidad de género.

Esta acción es un retroceso a los adelantos de parte de la administración de Barack Obama, quien en el 2016 les permitió a los estudiantes de las escuelas públicas a usar el baño que concordara con su identidad de género, al prohibir la discriminación sexual en las escuelas poniendo en acción el Titulo IX, señalan activistas pro LGBT.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Educación, Elizabeth Hill, defendió la acción diciendo que “el Título IX prohíbe la discriminación basada en el sexo, no en la identidad de género”.

“Donde los estudiantes, incluidos los transgéneros, son penalizados o acosados por no ajustarse a los estereotipos basados en el sexo, eso es discriminación sexual prohibida”, agregó.

“Sin embargo, en el caso de los baños, las reglamentaciones de larga data estipulan que las instalaciones de separación basadas en el sexo no son una forma de discriminación prohibida”, dijo Hill.

Tras el retroceso, Dave García, director de política y construcción comunitaria del Centro LGBT de Los Ángeles, declaró que el Departamento de Educación no tiene la intención de proteger el bienestar de los estudiantes transgénero.

“Aunque esto no es una sorpresa para muchos de nosotros; sin embargo, es espantoso y descuidado. Contrariamente a las creencias del Departamento, obligar a los estudiantes a usar los baños que no se alinean con sus identidades de género es una clara discriminación”, aseveró García.

“Aún más decepcionante que el fracaso de esta administración republicana para cumplir con sus obligaciones legales, es su indiferencia rampante hacia la dignidad y la seguridad de todos los estudiantes. Ningún estudiante debería tener que evitar espacios públicos en sus escuelas, y absolutamente ningún estudiante debería experimentar discriminación”, añadió.

Eliza Byard, directora ejecutiva de GLSEN, llamó a la decisión del Departamento de Educación de no investigar las quejas como “cruel” y dijo que las políticas del departamento “dañaban a los estudiantes transgéneros de manera concreta y de gran alcance”.

El Departamento de Educación afirmó que todavía examinará las quejas de derechos civiles de estudiantes transgénero que no involucran baños, pero esto no es suficiente para los estudiantes.

“Si quiero entrar al baño de mujeres porque soy mujer internamente aunque tenga el cuerpo de hombre, y me golpean por hacerlo, entonces mi caso es basura. Como estudiante transgénero no tengo voz… No creo que esto es justo, creo que alienta más la agresión contra los estudiantes LGBT”, dijo Tonny Cuevas, estudiante activista LGBT.

Lucas Acosta, director de medios LGBT del Comité Nacional Demócrata, dijo que esta decisión es una de las muchas protecciones revertidas para la comunidad LGBT.

“Al negarse a tomar medidas sobre las denuncias presentadas por estudiantes transgénero a quienes se les niega el derecho a usar baños que coincidan con su identidad de género, [Betsy] DeVos, secretaria de educación, está socavando voluntariamente el Título IX y dando la espalda a las personas que enfrentan discriminación institucional”, dijo Acosta.


Anuncio