Anuncio

Esperanza para salvadoreños con TPS; asambleístas latinos de California empujan legislación

(EFE)

Los más de 200 mil salvadoreños con el Estatus de Protección Temporal (TPS) en Estados Unidos, tienen una esperanza de estadía legal en el país, a través de una legislación que promete luchar en contra del gobierno en anular el alivio.

Los asambleístas Miguel Santiago (D-Los Ángeles) y Wendy Carrillo (D-East Los Ángeles) trabajan en la medida que busca el alto de las miles de deportaciones, las cuales se darían en caso de que los receptores de TPS no salgan del país al vencerse el plazo de 18 meses de gracia.

“Primero vinieron por los musulmanes, un grupo al que querían deportar únicamente por su etnia y religión. Ahora aquí estamos un año después, y el presidente y su administración han decidido desmedidamente deportar a más de 250 mil salvadoreños que viven en los Estados Unidos ... sin ninguna provocación o razón”, dijo el asambleísta Santiago.

“Como representante de una de las poblaciones salvadoreñas más grandes del país, no puedo permanecer sentado en silencio mientras esto sucede. Debe haber compromiso y consideración en la forma en que procedemos con la reforma migratoria. Desarmar sin control a las familias y las comunidades no es una propuesta de política justificable”, agregó.

El lunes anterior, al Secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, anunció el fin del TPS señalando que los beneficiarios salvadoreños ya podía regresar a su nación de origen.

La asambleísta Carrillo, por su parte, calificó como insensible y desconsiderada a la administración de Donald Trump, al desgarrar a las familias que ahora se encuentran con el dilema de permanecer ilegalmente en el país o regresar a El Salvador con sus hijos o solos.

“Más salvadoreños llaman hogar a California que a cualquier otro lugar en Estados Unidos, y trabajan duro todos los días para lograr el sueño americano, mientras contribuyen a nuestras comunidades y la economía de California”, dijo Carrillo.

“Trabajaré con mis colegas y el Congreso para ayudar a encontrar rutas hacia la residencia permanente para salvadoreños y otros que enfrentan deportación a la luz de la finalización del TPS, una política vigente tras la guerra civil, los terremotos y una corriente crisis de sequía”, dijo.

Los dos legisladores, ambos miembros del Comité de Seguridad Pública de la Asamblea de California, introdujeron la legislación de urgencia esta semana para aumentar el presupuesto de la Subdivisión de Servicios de Inmigración del Departamento de Servicios Sociales de California (DSS) en 10 millones de dólares.

El objetivo es financiar los servicios legales para salvadoreños afectados por la acción federal. Esta unidad distribuye subvenciones a organizaciones sin fines de lucro que brindan asistencia legal a muchos inmigrantes de California.

Según el Centro de Estudios de Migración, los beneficiarios salvadoreños de TPS tienen 192,700 menores nacidos en Estados Unidos.

El 88 por ciento de la población participa activamente en la fuerza de trabajo y casi una cuarta parte de los salvadoreños en este programa tienen hipotecas.


Anuncio