Anuncio

Era violada en su propia casa y su madre lo sabía, pero el Departamento de Niños y Familia no hizo mucho para ayudarla

(Los Angeles Times)

De acuerdo a una demanda, el Departamento de Niños y Familia (DCFS) no hizo mucho para separar a una menor de su madre, quien sabía que la niña era violada por varias personas y permitía el abuso.

El litigio en contra del Condado de Los Ángeles, quien está a cargo del DCFS, termina con una indemnización de $45.5 millones a favor de la menor, ahora de 15 años de edad.

Tras una deliberación, un jurado de la Corte Superior de Los Angeles deliberó su respuesta culpando tanto al condado por no haber puesto suficiente atención.

Y contra de la madre de la menor, por dejar que cuatro hombres la violaran durante el periodo en el que vivieron en su hogar en El Monte.

El abogado de la demandante, David Ring dijo que el resultado era un escarmiento para que el DCFS y sus trabajadores sociales hicieran mejor su trabajo de proteger a los niños.

Aunque dos trabajadores sociales de DCFS tenían una sospecha razonable de alejar a la menor de su hogar, porque uno de los violadores tenía antecedentes penales, estos no le notificaron a la policía de El Monte, dijo Ring.

El padre de la adolescente, ahora su tutor legal, sometió la demanda en junio de 2013, alegando que los trabajadores sociales del DCFS Elbis Severo y Lucia So no tomaron medidas para sacar a la niña del residencia en el 2010.

Todo esto a pesar de tener una sospecha razonable de que entonces, la estudiante de la Escuela Primaria Gidley estaba siendo molestada sexualmente.

La niña ahora vive en Nuevo México, con su padre de 35 años y pronto comenzará su segundo año en la escuela preparatoria.

Ring argumentó que Severo se apresuró a cerrar el caso de abuso en noviembre 2010, con el argumento de que los trabajadores sociales no tenían motivos para buscar la separación de la niña y su madre hasta 2012, cuando la niña confió en la novia de su padre que había sido abusada.

Ring dijo que uno de los hombres condenados, Louis Fluet, se mudó al apartamento de El Monte donde los abusos ocurrieron no mucho después de que la niña, su madre y su dos medias hermanas se mudaran de Temple City, debido a los abusos domésticos cometidos por el esposo de la madre en ese momento.

Fluet tenía antecedentes de arrestos por abuso sexual infantil, dijo Ring.

Fluet al principio tenía su propia habitación, pero luego comenzó a dormir en una cama separada en la misma habitación donde estaba la niña, donde la molestó durante 24 meses.

La madre de la niña, ahora de 39 años, y los cuatro hombres fueron culpados de abuso sexual.


Anuncio