Anuncio
Share
Local

Entrenador les enseñó más que baloncesto a ocho menores y ahora enfrenta cargos penales

Entrenador les enseño más que baloncesto a ocho menores y ahora enfrenta cargos

Jeremy Andre Haggerty

(Cortesia)

Su tarea como entrenador era enseñar a jugar baloncesto a los adolescentes de la preparatoria, pero aparentemente decidió demostrarles que los depredadores sexuales están por todas partes, inclusive en la escuela.

Jeremy Andre Haggerty fue procesado este viernes por los cargos relacionados al abuso sexual, que involucra a un total de ocho menores de edad.

Haggerty, de 34 años de edad, enfrenta ocho cargos de acoso sexual, cuatro cargos de acto lascivo sobre un niño y un cargo de intento de acto lascivo sobre otro menor, de acuerdo con la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles.

En entrenador, quien trabajó para dos escuelas del Valle de Santa Clarita, podría enfrentar hasta 14 años en una prisión estatal si es declarado culpable, sostiene la procuraduría.

Anuncio

Los fiscales alegan que los crímenes involucraron a ocho menores  entre de 14 y 17 años, mismos que se produjeron en el transcurso de casi una década.

Haggerty fue arrestado el jueves por la mañana por el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

“Todas las víctimas fueron entrenadas por el sospechoso, durante su empleo como entrenador de baloncesto en varias escuelas secundarias en Santa Clarita’’, según un comunicado emitido la agencia de la ley.

La investigación realizada por la Oficina de Víctimas Especiales del Alguacil, sostiene que los incidentes ocurrieron durante un período de varios años, que datan desde el 2008.

Anuncio

El sargento de la oficina, Brian Hudson, dice que los investigadores sospechan que puede haber víctimas adicionales “debido al marco de tiempo’’ involucrado en la sonda.

La conducta reprobable del entrenador ocurrió principalmente durante sesiones de entrenamiento individual, y no sucedió dentro de los planteles.

Los agentes del sheriff no identificaron ninguna de las escuelas donde Haggerty trabajó.

Ahora las autoridades le piden a otras posibles víctimas que no tengan temor y se cerquen a denunciar al depredador.


Anuncio