Anuncio

Entre letanías, velitas y piñatas: Cómo organizar una posada navideña

(Selene Rivera)

Ni el frio ni las posibles lluvias intimidarán a miles de católicos del sur de California para asistir a las famosas posadas navideñas en sus iglesias locales, a partir de este 16 de diciembre.

Las posadas son una tradición mayormente mexicana donde las procesiones, las letanías y las piñatas son parte del ritual que le trae felicidad a chicos y grandes hasta el 24 de diciembre.

Estos días de observación religiosa han sido una tradición en México por más de 400 años. Muchas fiestas incluyen las Pastorelas, que son dramatizaciones bíblicas utilizadas para enseñar las Escrituras, dice Edwin Cierra, administrado y dirigente de las celebraciones en la Placita Olvera.

“Durante los nueve días vemos entre 300 y 500 familias que llegan de diferentes condados para formar parte de las tradiciones”, agrega.

En breve, Las Posadas” cuentan la historia de José y María en su viaje en busca de un lugar para quedarse antes de que naciera su bebé Jesús. Cada día corresponde a un mes que el niño Jesús fue llevado en el vientre de la Virgen María, de acuerdo al padre Gerardo Galaviz, de la Iglesia Santo Tomas Apóstol, en Los Ángeles.

Las posadas fueron una forma de evangelización que empezó en la conquista de México, para facilitarles a los indígenas las enseñanzas y creencias de la iglesia católica.

En México, por ejemplo, si las posadas se realizan en los vecindarios, usualmente diferentes familias prestan su hogar cada noche para recrear los pasajes. Los anfitriones representan a los hosteleros mientras los adultos que cargan las imagenes de María y José, representan a los peregrinos.

Los peregrinos piden posada en tres casas, y hasta la tercera es que son bienvenidos para rezar el rosario. Al finalizar las oraciones, los chicos se divierten pegándole a la piñata de siete picos, que representa los siete pecados capitales y los cuales son rechazados al quebrarse.

Lo que necesita para realizar su posada

  1. La piñata de siete picos y los dulces o frutas, que simbolizan las bendiciones que reciben quienes le pegan a la piñata.
  2. Aguinaldos, o las bolsitas de colación, dulces y fruta para los niños y adultos.
  3. Letanía, velitas y luces de bengala. Cada invitado debe cargar la letra de sus canticos, velita o luces para alumbrar el camino.
  4. Una representación de barro de Jesús, María y José.
  5. Ponche de frutas, un té caliente de frutas donde sobresale el tejocote, la caña de azúcar, guayaba y piloncillo. No olvide el pan, los tamales, el pozole u otros antojitos mexicanos para los invitados.

La posada inicia con el recordatorio, a través del cántico de los villancicos, del peregrinar de María y José. Los invitados se dividen en dos grupos; el primero se queda dentro de la casa mientras el segundo piden posada en el exterior.
Posadas de la Placita Olvera (gratis)

Piñata infantil - 6:30 pm (en la plaza)

Procesión - 7:15 pm (comienza frente al Ávila Adobe)

Pastorela - 8:15 pm (en la Iglesia Metodista, finaliza el 23 de diciembre)


Anuncio