Anuncio
Share

Identifican a decenas de bebés en bases de datos de pandilleros en California

Otros fallos resaltan que existen agencias que han puesto a personas que no son pandilleros en la base de datos a pesar de que en sus declaraciones, estos lo negaron y no mostraron afiliación.

Otros fallos resaltan que existen agencias que han puesto a personas que no son pandilleros en la base de datos a pesar de que en sus declaraciones, estos lo negaron y no mostraron afiliación.

(Los Angeles Times)

Aún usan pañales y toman leche en biberón, pero 42 menores de un año de edad ya forman parte de CalGang, una base de datos que se utiliza por diferentes agencias de la ley para realizar el seguimiento de los pandilleros criminales en California.

Las autoridades no saben exactamente cómo los bebés terminaron ahí, pero este error es una de muchas fallas que muestra que la base de datos no puede ser confiable, de acuerdo a una auditoria del estado.

Estas fallas pueden destruir la vida de mucha gente si no se reestructura, señalan activistas enfurecidos por los hallazgos.

CalGang comparte información entre las agencias de la ley que someten voluntariamente los detalles incluidos nombres de los pandillero, nombre de sus pandillas, edad e información que lidera a las autoridades a sospechar que de hecho estas personas pertenecen a esas bandas de criminales.

Sin embargo, en los datos existen errores de privacidad, varias agencias no pueden substanciar la información que sometieron y en el caso de los jóvenes menores de edad, varias agencias ni siquiera le habían notificado a los padres de familia que sus hijos ya estaban en la base de datos.

Otros fallos resaltan que existen agencias que han puesto a personas que no son pandilleros en la base de datos a pesar de que en sus declaraciones, estos lo negaron y no mostraron afiliación.

La auditoría señala, por ejemplo, “encontramos 42 individuos en CalGang que supuestamente eran menores de un año de edad a la hora que su información fue sometida, 28 de ellos fueron registrados en la base al ‘admitir que eran pandilleros’”.

Asimismo, la Junta Ejecutiva de California Gang Node Advisoy Committee, la cual supervisa la base de datos, muestra haber borrado información de supuestos pandilleros después de cinco años si no había nueva información, lo que va contra sus propias pólizas.

Para José Rodríguez, miembro de The Vermont Manchester Colaborative, una organización contra la violencia en el sur de Los Ángeles, los errores son fatales.

“La calidad de vida de una persona depende de su récord criminal. Es incompresible cómo es que un bebé puede terminar en esa lista. Las agencias y sus supervisores deberían identificar verdaderamente quiénes son los criminales”, dice Rodríguez.

Elaine M. Howle, auditora estatal, está de acuerdo con esta preocupación tras los hallazgos.

“Creemos que CalGang necesita una estructura de supervisión que pueda asegurar que la información es confiable y que los usuarios cumplan con los requisitos que protegen los derechos individuales”, dice Elaine M. Howle, auditora estatal.

Aunque la base de datos de “CalGang no puede utilizarse para opinión de expertos o proyecciones de empleo, hemos encontrado al menos cuatro casos de apelaciones donde se pidieron las opiniones de expertos basadas en la base de datos así como tres agencias que encuestamos confirmaron que utilizan CalGang para proyecciones de empleos. Aunque estas prácticas no parecen ser comunes, estas hacen hincapié en los efectos que CalGang puede tener en la vida de una persona”, señala Howle.

La auditoria estatal ofrece entre sus recomendaciones que el Departamento de Justicia de California (DOJ), se haga cargo de supervisar la base de datos y programe cambios dentro del sistema para evitar errores.


Anuncio