Anuncio

En medio de un sabor agridulce los viajeros regresan de sus vacaciones a la realidad

La Asociación Automovilística Estadounidense (AAA) sostiene que entre el 23 de diciembre de 2016 y el 2 de enero de 2017 alrededor de 93.6 millones de personas viajaron por tierra al interior de EEUU.

La Asociación Automovilística Estadounidense (AAA) sostiene que entre el 23 de diciembre de 2016 y el 2 de enero de 2017 alrededor de 93.6 millones de personas viajaron por tierra al interior de EEUU.

(Archivo/Hoy)

Los más de 139 millones de viajeros han comenzado a regresar. A causa de las vacaciones de invierno, algunos para celebrar la Navidad y otros para festejar la llegada del 2017, los estadounidenses salieron de sus ciudades en cifras récord, pero ahora vuelven a su realidad.

Alicia Arango, residente en la ciudad de Inglewood, salió el 23 de diciembre hacia San Diego para pasar las fiestas con su familia; después de visitar las ciudades de Temécula y San Clemente regresó el 1 de enero en su automóvil a vuelta de rueda, porque no era la única que volvía.

“En el regreso hice casi tres horas de camino, el tráfico estaba lentísimo”, aseguró la oriunda de México, sobre las 120 millas de distancia que en un día regular le toma dos horas en llegar. “Toda la gente regresa para sus trabajos y después de las vacaciones volvemos a la vida normal”.

De acuerdo a la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA), entre el 23 de diciembre y el 2 de enero anterior alrededor de 93.6 millones de personas viajaron por tierra al interior de la Unión Americana, eso significa un incremento del 1.5% en comparación a las festividades del 2015.

En cambio, por la vía aérea la cifra de viajeros se estimó que era de 45.5 millones, según el grupo Airlines for America (A4A), destacando que aumentó en un 3%. Hasta el 5 de enero se espera que todavía sigan volando de regreso miles de personas desde diferentes ciudades.

“El viaje estuvo un poco cansado”, indicó Amarilys Ortiz, residente en la ciudad de Santa Mónica, luego de regresar de su natal Guatemala, señalando que los vuelos directos costaban más de 1,200 dólares, por lo que tuvo que hacer conexión en Panamá.

“Con conexión el costo era de 600 a 700 dólares”, agregó Ortiz. “Es un gran robo, las aerolíneas se extralimitan con la gente, porque es la misma distancia, gasolina y tiempo. No entiendo porqué los precios son exorbitantes, es importante que se ponga una regulación”.

Según un estudio de Airlines Reporting Commision, los estadounidenses compran los vuelos domésticos con un promedio de 32 días de anticipación, mientras que los vuelos internacionales con cerca de 59 días, por eso los precios son elevados.

Si piensa viajar al interior de Estados Unidos, lo mejor es comprar el pasaje aéreo 57 días antes de abordar el avión, mientras que en el caso de viajes al extranjero lo ideal es adquirir el boleto con 171 días de antelación, de modo que pueda realizar el viaje a un valor más económico.


Anuncio