Anuncio

El odio racial en el condado de Orange se intensifica. Musulmanes y judíos los más afectados

(Reuters)

Los crímenes de odio e incidentes relacionados con la raza en el condado de Orange continúan en aumento en los últimos tres años, sostiene la Comisión de Relaciones Humanas del condado.

De acuerdo a ese organismo, el año pasado se registraron 56 crímenes de odio, de 50 en 2016 y 44 en 2015.

La forma más común de crimen de odio fue el vandalismo con un 34 por ciento, seguido por asaltos simples, 13 por ciento, amenazas criminales 9 por ciento y asaltos agravados con 7 por ciento.

Este año, los musulmanes fueron el grupo más atacado. Cuando se combinan a los musulmanes y personas de ascendencia del medio-oriente, el porcentaje del 13 por ciento se eleva al 16 por ciento, con un total de nueve víctimas.

“Esto es más del doble del número de los últimos años y parece ser parte de una tendencia nacional que también muestra un aumento de crímenes de odio contra musulmanes y personas que parecen ser de Oriente Medio”, de acuerdo a la comisión.

El siguiente grupo más atacado fueron las personas de ascendencia judía con un 9 por ciento.

“La mayoría de los crímenes de odio contra la comunidad judía fueron vandalismo, que mostraba el símbolo de la esvástica”, dice el informe.

En 2016, los residentes negros fueron los más atacados, pero el número de víctimas negras cayó de siete por ciento en 2016 a cuatro el año pasado.

Lesbianas, gays, bisexuales y transexuales están viendo una tendencia a la baja en los crímenes de odio del condado.

Hubo 11 crímenes de odio contra el sector LGBT en el 2015, solo cinco en 2016 y dos el año pasado.

Los crímenes de odio contra los latinos cayeron de cuatro en el 2016 a tres el año pasado.

Los crímenes de odio contra los asiáticos también cayeron de cuatro en el 2016 y tres el año pasado.

Los crímenes de odio más comúnmente ocurrieron en lugares públicos como parques y centros comerciales en el 40 por ciento de los casos y en los vecindarios en el 23 por ciento.

“Las escuelas, inquietantemente fueron el lugar más común para los incidentes con un 23 por ciento’’ según el informe.

A veces es difícil saber si los crímenes de odio están en aumento debido a influencias externas o debido a informes más efectivos y frecuentes, dijo Alison Edwards, la directora ejecutiva de la comisión.

Pero el aumento de los incidentes raciales refleja una creciente tendencia nacional, aseguró Edwards.

El Supervisor del Condado de Orange, Todd Spitzer, culpó a los métodos de persecución policial por el aumento.

“El crimen de odio ha aumentado un 27 por ciento desde el 2015 '', dijo Spitzer. “Sin embargo, nuestro condado no procesa estos crímenes al mismo ritmo [rápido] que los condados de Los Ángeles, San Bernardino y San Diego. Esto nos habla de la necesidad crítica de buscar justicia para todas las víctimas’’, agregó.


Anuncio