Anuncio
Share

El fotográfo de ‘las estrellas’ se enfrenta al cáncer, pide ayuda para recuperar el brillo

Mario Aguilar muestra dos de las fotografías, donde aparece Thalía y Joan Sebastian, que expondrá en Diana’s Restaurant este domingo 1 de mayo de 2016, en Huntington Park.

Mario Aguilar muestra dos de las fotografías, donde aparece Thalía y Joan Sebastian, que expondrá en Diana’s Restaurant este domingo 1 de mayo de 2016, en Huntington Park.

(Soudi Jiménez)

El lente de Mario Aguilar captó ángulos inéditos de célebres músicos y boxeadores mexicanos. ‘El fotógrafo de las estrellas’, como se le conoce, siempre encontró el lugar indicado para congelar a sus protagonistas; sin embargo, el obturador de su cámara dejó de disparar sin haberse retirado del oficio.

“¿Te imaginas que te digan que te vas a morir?”, reflexionó el oriundo de Puebla sobre el diagnóstico que lo desmoronó emocional y físicamente, allá por el 2015, antes de guardar su cámara y someterse a un fuerte tratamiento. “Me lo dijeron bien franco: ‘tiene un cáncer muy agresivo’”.

Esta enfermedad impulsó a Aguilar a hacer un repaso por 40 años de trayectoria profesional. Algunas de sus fotografías, explica mientras sostiene retratos de Thalía y Joan Sebastian, las exhibió recientemente en Huntington Park y quienes deseen todavía pueden comprar la que más les guste.

Durante su carrera, registró imágenes de artistas como Maribel Guardia, Vicente Fernández y Pepe Aguilar; también, guarda recuerdos de los boxeadores Óscar De La Hoya, Julio César Chávez y Juan Manuel Márquez, entre otros, con quienes también posó en más de una ocasión.

“No están arregladas, si les hago photoshop la gente no me cree”, aclaró sobre las 70 fotografías que presentó en el local de Diana’s Restaurant, detallando que antes laboró en un taller de pintura para carros. Al llegar a Los Ángeles, en 1973, continuó en ese oficio hasta que encontró empleo en el Teatro Los Pinos.

En el teatro, tenía que cambiar las promociones de los eventos de las vitrinas y llevaba a los artistas al hotel. Con base en esa confianza, cuando terminaban las funciones las celebridades le permitían tomarles fotos con los seguidores, algo que comenzó a realizar con una cámara que le regalaron.

“Eran fotos instantáneas”, rememora sobre sus inicios.

Aguilar, de 70 años de edad, tiene una estatura de cinco pies. Su cabello está casi todo blanco como la espuma, los ojos son pequeños y las cejas escasas. En su mirada y en la conversación no refleja el dolor que lo carcome por dentro, tumor que le fue encontrado en el estómago.

Al recibir la noticia de su enfermedad, el fotógrafo asegura que perdió 36 libras de peso y también se le quitó el sueño. “Me cortó todas mis actividades, ya ni salía, se me bajó la moral totalmente”, aseveró sobre la rutina y motivación que ha ido recuperando poco a poco.

Antes de la última pelea de ‘Manny’ Pacquiao sacó su cámara y cubrió la conferencia de prensa. De igual manera, cuando supo del combate de Saúl ‘Canelo’ Álvarez, a realizarse en Las Vegas, le sobraba adrenalina para apretar el obturador, pero no tenía fuerza para manejar hasta Nevada.

“Si me llevan tal vez voy”, indicó de forma tajante sobre el interés de cubrir el duelo pugílistico de Álvarez, advirtiendo que su profesión le ha permitido conocer a muchos boxeadores antes de alzarse con sus cinturones.

En la actualidad, recibe radiación por 14 días seguidos y luego descansa siete. Al menos cinco días a la semana sale a caminar por 20 minutos, a veces le cuesta hasta respirar. Los médicos no le han prohibido ninguna comida, pero él ha evitado el café, el chile y las naranjas por las agruras.

Hace dos meses le hicieron una transfusión de sangre y le pusieron suero. “No podía ni caminar”, reveló. No obstante, la mayor inspiración en este momento son sus siete nietos y dos bisnietos, “los quiero ver crecer, porque ni mis hijos me quisieron tanto como ellos”.

Al abrir el álbum de los recuerdos, Aguilar manifiesta que su lente hizo realidad el sueño de muchos fanáticos que posaron junto a un artista o un boxeador. Ahora espera que esas personas puedan contribuir a su causa, en la cuenta creada en gofundme.com.

“No gané dinero, pero hacía lo que me gustaba”, indicó.

En los últimos meses, se fue desprendiendo de su equipo fotográfico, hasta quedarse con una sola cámara; sin embargo, considera que el reconocimiento que alcanzó no lo ha perdido. “No era, soy el fotógrafo de las estrellas, porque no me he muerto y espero seguir más años”, concluyó.

Donaciones para Mario Aguilar

Sitio web: gofundme.com


Anuncio