Anuncio
Share

Doblan la recompensa para los que denuncien el crimen de grafiti en Los Ángeles

La ciudad entrega multas de 250 dólares para las personas que ofenden por primera vez, 500 dólares para aquellos que ofenden por segunda vez y hasta mil dólares para aquellos con tres ofensas.

La ciudad entrega multas de 250 dólares para las personas que ofenden por primera vez, 500 dólares para aquellos que ofenden por segunda vez y hasta mil dólares para aquellos con tres ofensas.

(Los Angeles Times)

Con una votación unánime, el concilio de la ciudad acordó este miércoles doblar la recompensa para toda aquella persona que provea información que resulte en el arresto y condena de los criminales que pinten grafiti en las calles.

Ante la acción, varias personas de la comunidad aplaudieron la moción que ahora se dirige a la oficina del procurador Mike Feuer para que redacte la ordenanza.

La moción del concejal Paul Krekorian (D-2), pide a la ciudad incrementar la recompensa de mil dólares a 2 mil dólares con el propósito de eliminar el crimen que cuesta unos 7.5 millones de dólares anualmente, dinero con el que se limpian unos 30 millones de pies cuadrados de grafiti.

Debemos de hacer todo lo posible para limpiar el grafiti de la ciudad y desanimar a la gente de quebrantar la ley”, dijo el concejal Krekorian.

Este problema “es muy grande en toda la ciudad, sobre todo cuando da lugar a la destrucción y desfiguración de murales, negocios y edificios en nuestros vecindarios”, sostuvo Krekorian.

Actualmente, la ciudad entrega multas de 250 dólares para las personas que ofenden por primera vez, 500 dólares para aquellos que ofenden por segunda vez y hasta mil dólares para aquellos con tres ofensas.

No obstante, a pesar de las multas el número de recompensas ha caído en los últimos cuatro años con solo 23 recompensas durante el año fiscal 2011-2012, siete recompensas durante el período 2012-2013, cinco para el año 2013-2014 y apenas una para el 2014-2015.

“El aumento de la recompensa por información sobre los crímenes de grafiti pone a los posibles vándalos sobre aviso de que vamos a capturar y procesar a los que continúan desfigurando nuestra ciudad”, dijo Krekorian.

Después del voto, el concejal José Huizar (D-14) sostuvo que el grafiti es un problema muy serio en su distrito.

“Mientras me enorgullece que mi oficina tiene el tiempo de respuesta más rápido en la ciudad para remover el grafiti, una en promedio en menos de un día, aún así estamos limpiando unos seis millones de pies cuadrados de grafiti anualmente tan solo en el Distrito 14”, sostuvo Huizar.

“Además nosotros tenemos más murales que cualquier otro distrito en la ciudad de Los Ángeles y para la comunidad es especialmente irritante cuando este tipo de arte en sus vecindarios es sujeto al vandalismo, pues estos son recursos de orgullo que debemos proteger”, dijo Huizar.

Asimismo, la oficina del concejal Gil Cedillo (D-1), declaró que dentro de su presupuesto del último año fiscal estos tenían $809,150 para eliminar el grafiti.

Durante el año física 2014-2015, un total de 5,168,236 pies cuadrados de grafiti fueron borrados de unas 91,251 lugares del Distrito 1.

Aunque la recompensa actual es substancial, el concejal Cedillo siente que el incremento en la recompensa podría ayudar a motivar a la gente reportar el crimen, dijo un vocero de esta oficina.

María Salinas, residente de Highland Park y organizadora comunitaria, declaró que “era hora que la ciudad diera un paso más allá para abordar el problema”.

“El grafiti no solo devalúa el precio de nuestros horas, sino atrae más delincuencia. Ojala y con este incremento haya más gente que quiera denunciar porque a muchos les da temor que las pandillas se puedan vengar después de una denuncia”, dijo Salinas.

En la comunidad de Boyle Heights, Rodrigo Ramírez, activista de la organización Unión de Vecinos dijo: “es una pena que el dinero nos tenga que mover a denunciar el crimen, pero si es así como veremos vecindarios más hermosos, no nos queda más que denunciar”.


Anuncio