Anuncio
Share

Califican el discurso de Trump como una ‘plataforma presidencial para atacar a inmigrantes’ y empujar agenda racista

(Selene Rivera)

El discurso que Donald Trump dio sobre el Estado de la Unión no fue más que una plataforma para atacar a la comunidad inmigrante, ya que el presidente sigue culpando a este sector de los crímenes y las pandillas para empujar su agenda anti-inmigrante, dicen activistas.

Thomas A. Sáenz, presidente y consejero general de MALDEF, sostuvo que no importa cuántos adjetivos calificativos positivos haya usado el presidente para referirse a la nación, “esto no cambia el patrón de su demonización aterradora” y “una guerra retórica doméstica de inmigrantes a lo largo de este país”.

El presidente “implicó fuertemente que la MS-13 y la actividad delictiva violenta caracterizan a todos los inmigrantes”, dijo Sáenz.

“En la práctica, este feo patrón de afirmaciones difamatorias continúa llevando a deportaciones regulares de inmigrantes pacíficos, calificados injustamente de ‘criminales’, y su marco de inmigración propuesto llevaría a mucho, mucho más de lo mismo”, agregó.

Actualmente, no hay una base de datos completa que rastree cuántos miembros de las pandillas MS-13 son indocumentados. Pero las dos principales agencias federales encargadas de monitorear a quienes ingresan a Estados Unidos, ya sea legalmente como refugiados o que cruzan ilegalmente la frontera de México, dicen que solo una pequeña fracción tiene vínculos con cualquier actividad de pandillas.

La directora en funciones de Aduanas y Protección Fronteriza, Carla Provost, le dijo recientemente al Comité Judicial del Senado que de los 250,000 menores no acompañados detenidos por sus agentes hace un año, solo 160 ó .06 por ciento han sido vinculados a las pandillas.

Alberto Méndez, integrante de Interfeith Communities United for Justice and Peace, se pregunta por qué el presidente no mencionó el terrorismo local y doméstico.

“Somos 11 millones de inmigrantes indocumentados, todos nosotros terroristas, criminales y pandilleros… ese lazo que quiso hacer Trump es ridículo. Lo retamos a que hable una hora del terrorismo creado aquí en Estados Unidos por ciudadanos americanos”, manifestó Méndez.

De hecho, el discurso omitió información sobre una amenaza significativa en cuanto al terrorismo doméstico.

Un informe de abril del 2017, de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos, reveló que del 12 de septiembre de 2001 al 31 de diciembre del 2016 hubo 85 ataques por parte de extremistas violentos nacionales o “locales”, que resultaron en 225 muertes.

Angélica Salas, directora ejecutiva de Chirla, indicó que no se podía esperar algo mejor del presidente.

“Sabemos que el Trump tienen su propia agenda. Ni siquiera quiere ayudar a los inmigrantes indocumentados ni a los ‘soñadores’, pero está siendo forzado”, manifestó la activista.

“Sus verdaderos planes ya fueron expresados; para el alivio de los ‘soñadores’ es el muro, más refuerzos de inmigración y no poder pedir a los familiares si eres residente y ciudadano… Esto es algo que no podemos aceptar”, dijo Salas.

Asimismo, la organización DREAM Team LA, arremetió contra el discurso presidencial llamándole “una falsedad completa”.

El presidente “está tergiversando intencionalmente las leyes de inmigración actuales, para promulgar una aplicación más estricta e innecesaria, mezclando el crimen, las drogas y el terrorismo”.

En su discurso de 60 minutes, el magnate sostuvo que buscaba un alivio bipartidista para los soñadores, expresando al mismo tiempo su propia agenda que incluye la creación del muro en la frontera, la cancelación de las visas de lotería y el final de la migración en cadena.

“Si se aprueba este plan, podría pasar de 20 a 30 años para obtener otro voto sobre inmigración. Al no votar ahora, todavía podemos volver al tema en noviembre”, se pronunció DREAM Team LA.

La organización añadió que por ahora “no se pueden poner una curita en la reforma migratoria integral al abordar solo los 1.8 millones de soñadores”.


Anuncio