Anuncio

Después de las tormentas se busca la reconstrucción; gobernador de California gestiona fondos

Con recursos federales, que serán solicitados por California, se espera que los condados afectados por las lluvias puedan recuperarse de los daños.

Con recursos federales, que serán solicitados por California, se espera que los condados afectados por las lluvias puedan recuperarse de los daños.

Los daños ocasionados por las lluvias todavía no se ha cuantificado, pero las autoridades han comenzado a levantar los escombros y las familias evacuadas han regresado a sus hogares; de igual forma, el gobernador Jerry Brown tomó cartas en el asunto para apoyar la reconstrucción.

Brown, la noche del lunes, firmó una declaración de emergencia que aplica a 49 condados de California, entre ellos se incluye Los Ángeles, Ventura, Santa Bárbara, Orange, San Bernardino, San Diego, San Luis Obispo y Kern, entre otros de los afectados por las lluvias.

A través de esta medida, el gobernador ordenó al Departamento de Transporte de California (Caltrans) que formalmente acuda al Programa de Alivio de Emergencia nacional para “obtener asistencia federal para reparaciones o reconstrucción de carreteras”.

Con los recursos federales, indicó el funcionario, la Oficina de Servicios de Emergencia del Estado Dorado podrá proporcionar asistencia a los condados, según la evaluación que realicen los gobiernos municipales.

La magnitud de los daños provocados por las tormentas, justificó Brown, “están o pueden estar fuera del control de los servicios, el personal, el equipo y las instalaciones de cualquier gobierno local y requieren que las fuerzas combinadas de una región o regiones de ayuda mutua combatan”.

Con las últimas lluvias, según el Servicio Meteorológico Nacional, en el centro de la ciudad de Los Ángeles se recibió un 216% más de agua que la cantidad recibida con normalidad en estos días del año.

Mientras tanto, en la ciudad de Long Beach se recibió una cantidad récord de 3.97 pulgadas de lluvia, casi el doble de las 2.06 pulgadas registradas en 1967. Como consecuencia, las inundaciones obligaron a inhabilitar el paso en la autopista 710, aparte de quedar varios automóviles atrapados.

Además, en esa localidad ocho personas fueron rescatadas de sus vehículos, además de árboles caídos e inundaciones en edificios públicos y privados. “Y por lo que respecta al daño nos llevará un par de días para comprender plenamente el alcance”, indicó a KPCC el alcalde Robert García.

La sequía que ha vivido California en los últimos cuatro años, sumado a los incendios recientes, provocó que 120 casas en Santa Clarita y 180 en Duarte fueron evacuadas; éstas familias, a pesar de las lluvias del lunes, fueron autorizadas para que regresaran a sus hogares.

“Durante la semana, la ciudad y su contratista llevarán a cabo operaciones de limpieza en toda la área de impacto”, aseguró en su portal de internet la alcaldía de Duarte, detallando que desde el jueves anterior se ha acumulado más de 3,265 yardas cúbicas de lodo y escombros sobre las calles.

Las tormentas, además, causaron problemas en el norte de California, al mismo tiempo que permitieron aliviar la larga sequía. Asimismo, se reporta que al menos cuatro personas perdieron la vida en accidentes registrados en diferentes localidades.


Anuncio