Anuncio
Share

Descartan amenaza terrorista en L.A., pero autoridades locales se mantienen alerta

Luego de los atentados en Nueva York, ocurridos en el 2001, las autoridades en Los Ángeles revisan los procedimientos de seguridad de manera permanente ante la posibilidad de un ataque en el Sur de California.

Luego de los atentados en Nueva York, ocurridos en el 2001, las autoridades en Los Ángeles revisan los procedimientos de seguridad de manera permanente ante la posibilidad de un ataque en el Sur de California.

(Archivo/HOY)

Los ataques terroristas recientes ocurridos en Francia, Nigeria, Dinamarca, Turquía, Líbano y Malí, provocó que el gobierno de Estados Unidos emitiera una alerta global para sus ciudadanos, algo que preocupa a los habitantes de los principales ciudades de la nación.

Las agencias del orden y autoridades del Sur California aseguran que están preparados; no obstante, descartan que en la actualidad haya una amenaza real hacia Los Ángeles, la segunda ciudad más importante de la Unión Americana después de Nueva York.

“No tenemos información que exista una amenaza creible para Los Ángeles, pero nos mantenemos atentos y estamos listos para responder”, manifestó a HOY Lourdes Arocho, portavoz de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI).

El sede del FBI en L.A. cubre siete condados, desde San Luis Obispo al norte del Estado Dorado hasta Riverside, en la región del Inland Empire, coordinando esfuerzos con cientos de agencias de policía y sheriff.

Entretanto, en el departamento de bomberos angelino sostienen que luego de los atentados a Nueva York en el 2001, se revisan los procedimientos de manera continua ante la posibilidad de un ataque en el Sur de California.

“En cada rescate que se realiza revisamos si hay señales de un ataque terrorista, cuando vemos algo sospechoso se comparte con personas clave en cada agencia, para que determinen si es necesario movilizar personal”, indicó David Ortiz, portavoz de los bomberos en L.A.

En el 2013, durante los actos terroristas en la maratón en Boston, Massachussets estaba al frente de la Cruz Roja de esa ciudad Jarret Barrios, actual director ejecutivo de la oficina angelina de esa organización humanitaria.

Por su experiencia, el experto asegura que en una evacuación por terrorismo ofrecen albergues y alimentos como en toda emergencia, pero en estos casos lo que más se necesita son expertos en salud mental.

“En Boston fueron consejeros los que más se utilizaron, por eso siempre estamos reclutando a trabajadores sociales, a quienes se les entrena porque este tipo de voluntarios requiere otro tipo de capacitación”, valoró el especialista.

Ante la llegada del Día de Acción de Gracias, según la asociación de automovilistas AAA calculan que 46.9 millones de personas viajen 50 millas o más durante la festividad, la mayor cifra desde el 2007.

En el aeropuerto local, las medidas de seguridad se mantendrán igual. Sin embargo, en la ciudad de Hawthorne, a cinco millas de la base aérea internacional plantean que los planes de prevención y emergencia están debidamente organizados.

“No hay que alarmarse”, dijo a HOY Álex Vargas, concejal de esa localidad. “Siempre han habido amenazas para Estados Unidos, pero estamos preparados y las agencias realizan ejercicios permanentes ante la posibilidad de un ataque”.

El gobierno federal, entretanto, a través del Departamento de Estado mantiene una alerta global vigente hasta el próximo 26 de febrero, advirtiendo a los estadounidenses sobre el peligro de viajar a cualquier parte del mundo.

Esta advertencia, señalan que no implica un ataque inminente, pero con seguridad tendrán mayor vigilancia; además, no se descarta que los controles en aeropuertos sean más estrictos como parte de los mecanismos de prevención.


Anuncio