Anuncio
Share
Local

Colocan grilletes a migrantes para que no se vayan sin pagar

Denuncian abuso de empresa privada al colocar grilletes

Maricela Arroyo, originaria de México, y Jaqueline Blanco, nacida en Guatemala, portan el dispositivo electrónico colocado por una empresa privada antes de que salieran de un centro de detención en Arizona.

(Soudi Jiménez)

Una compañía de fianzas fue denunciada por colocar grilletes electrónicos en los usuarios que reciben financimiento para recobrar la libertad, medida utilizada para presionar a los migrantes indocumentados a que paguen el préstamo.

La salida de un centro de detención en la frontera, se convirtió en un calvario para varias personas, al tener que convivir con el dispositivo que llevan en un pie, algo que autoridades consulares señalan como una violación al derecho de movilización.

Al menos 15 personas, víctimas de estas irregularidades, han pedido apoyo a la Casa de la Cultura de Guatemala, después de que una joven chapina denunciara lo que le pasó y contactara a otras personas que conoció en un centro de migración en Arizona.

“Es una injusticia”, manifestó Jaqueline Blanco, de 27 años de edad, quien llegó a Estados Unidos huyendo de la violencia pandilleril, pero al recobrar su libertad se encontró con un monitor electrónico sujeto a su pie izquierdo.

Anuncio

Blanco, originaria de la capital guatemalteca, recibió el financiamiento para cubrir los 18,500 dólares de fianza que se le impuso. Al mismo tiempo, mensualmente le están cobrando 420 dólares por el arrendamiento del brazalete.

“Me está afectando física y emocionalmente”, agregó la joven al señalar que le dieron un contrato en inglés y nunca se lo explicaron, a pesar de que ella no conoce el idioma. “Soy libre pero sigo siendo prisionera”.

Este tipo de dispositivos son colocados por la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), por medio del cual monitorean a las personas que se encuentran con un caso abierto en un tribunal.

Asimismo, los migrantes son supervisados por oficiales que les visitan a sus casas y también tienen que presentarse con regularidad antes las autoridades, algo que no sucede en los casos denunciados.

Anuncio

“Esta es una violación a la libre locomoción, porque vemos que no es una medida impuesta por una entidad judicial, se trata de una empresa privada”, cuestionó Francisco Cuevas, cónsul de Guatemala en L.A.

En principio, agregó el funcionario consular, va a pedir a la Cancillería de su país que haga un análisis jurídico del caso, para que se pronuncie y acompañe a sus connacionales que han sido víctimas del abuso.

De igual forma, exhortará a los consulados latinoamericanos para darle seguimiento en conjunto, dado que existen personas de México, El Salvador y España, entre otros que están portando el dispositivo.

“Lo que vemos es trata de personas disfrazada, es una práctica de esclavitud moderna; una empresa no tiene potestad para poner un grillete. ¿En qué se basan? Se aprovechan de la inocencia e ignorancia de la gente”, señaló Byron Vásquez, director de la Casa de la Cultura de Guatemala.

Maricela Arroyo, oriunda de Michoacán, México vivió un caso similar luego de estar 10 meses detenida en la frontera, en donde solicitó asilo para ingresar a territorio estadounidense; desde el 22 julio, cuando quedó libre, tiene que movilizarse con el grillete.

“Es molesto e incómodo para dormir”, detalló con preocupación la migrante michoacana de 26 años.

Con la denuncia pública, esta organización espera que otras víctimas se sumen a la demanda colectiva que entablarán, porque consideran que los casos que se conocen sólo son una muestra de las irregularidades que están ocurriendo.

En los últimos 15 meses, Nefi Flores lleva un brazalete electrónico. Desde entonces, ha pagado 9,000 dólares, fondos que se han deducido de la tarjeta bancaria de su esposa. Dicha suma sólo ha servido para pagar el arrendamiento del dispositivo.

Anuncio

“He pagado más de los 7,500 dólares de la fianza que me prestaron, pero esa deuda sigue igual”, manifestó el migrante salvadoreño.

En los contratos firmados se indica que mientras dure el proceso ante una corte de migración, tendrán que pagar por el arrendamiento del grillete. Si intentan quitarlo tendrán que pagar una multa que se agregará a la cuenta.

La empresa responsable de los señalamientos es Nexus Bail Bonds. HOY solicitó un comentario al abogado Gordon Turner, pero no devolvió la llamada.


Anuncio