Anuncio
Share

Demanda de $10 millones contra El Monte; policías dejaron a enfermo mental en coma

(Los Angeles Times)

La familia de un hombre mentalmente enfermo presentó una demanda contra la ciudad de El Monte, con alegatos de que las autoridades lo golpearon con tanta brutalidad que lo dejaron en coma.

En la demanda piden 10 millones de dólares para beneficios de Raúl Sepúlveda, de 21 años de edad.

Según la familia, el joven con esquizofrenia, fue golpeado el 26 de diciembre que lo dejó tres días en un hospital.

James Segall-Gutiérrez, el abogado que representa a la familia de Sepúlveda, sostiene que los agentes sabían que el joven estaba enfermo, ya que en el pasado habían lidiado con él.

“No es aceptable que las autoridades reaccionen de manera abusiva” sostiene Gutiérrez, quien alega que la víctima apuntó a las autoridades como culpables de su golpiza al despertar del coma.

Por su parte, Departamento de Policía de El Monte, dijo a través de un comunicado que sus agentes recibieron una llamada informando que un hombre se estaba masturbando a media calle.

El hecho fue reportado sobre la cuadra 2300 Peck Road, a eso de las 3:30 pm del 26 de diciembre.

Fue entonces cuando los agentes acudieron al lugar, y observaron síntomas consistentes de que el hombre estaba bajo la influencia de una sustancia controlada.

“El hombre se resistió a ser puesto bajo custodia y golpeó a los agentes, pero finalmente fue esposado”, se lee en la declaración. Los paramédicos luego transportaron al hombre a la sala de emergencias en un hospital en Baldwin Park.

“Los agentes no arrestaron al hombre debido a su intoxicación, pero el caso será enviado a la oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles, donde los funcionarios determinarán si se deben presentar cargos”, agrega el comunicado.

A raíz del comunicado, Gutiérrez dijo que la versión de la policía era su punto de vista.

“Si tuviera una moneda de diez centavos cada vez que un agente del orden público diera una versión de lo que sucedió, y luego se mostrara el video de los hechos o un testimonio, a estas alturas ya estaría rico”, dice Gutiérrez.

La hermana de Sepúlveda, Christy García, agrega que la familia tiene una relación existente con el Departamento de Policía de El Monte.

“Solo quiero ver a mi hermano, vivir una vida normal y obtener justicia”, dice García apuntando a ese departamento como incompetente.


Anuncio