Anuncio
Share

Cuando la edad no importa para votar; pareja de inmigrantes retan a los jóvenes a participar

Con el sonido del mariachi de fondo, mientras tocaban Las Mañanitas, aparecieron Fabio y Marta Alvarado en el centro de votación en Norwalk. Esta pareja, originaria de El Salvador, votó por primera vez después de más de 25 años radicados en Estados Unidos.

“Este país me ha dado todo; trabajo, alimentación, medicina, agradezco a Estados Unidos”, manifestó don Fabio, de 91 años de edad, luego de colocar su boleta en la Oficina del Registro del Condado de Los Ángeles, para quien la jornada ha sido histórica.

Estos inmigrantes de El Salvador emitieron su voto en Norwalk, California.

Estos inmigrantes de El Salvador emitieron su voto en Norwalk, California.

(Armando García)

A primera hora, a eso de las 9 am, fue juramentado estadounidense en una ceremonia realizada en Anaheim. Inmediantamente se dirigió a Norwalk, amparado en la ley que le permite votar siempre que presente su certificado de naturalización, a pesar de haberse vencido la fecha del registro.

Con el apoyo de la Coalición de los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla), don Fabio y doña Marta, naturalizada el 18 de octubre, lograron participar. Con el sonido del violín, guitarra y guitarrón fueron recibidos antes de dirigirse a los medios de comunicación.

“Voy a votar por el futuro de todos, los jóvenes son el futuro de todos nosotros”, indicó la mujer de 80 años de edad que se radicó en Los Ángeles en 1965.

“Queremos un cambio para este país, no queremos que esté en las condiciones que estamos ahorita, la discriminación, no queremos eso”, dijo la oriunda de San Salvador apoyado con un bastón en su mano derecha. “Que haya igualdad para todos”, agregó la inmigrante con fuerza.

En 1988, don Fabio llegó con residencia a la Unión Americana para reencontrarse con su esposa, con quien lleva 65 años de casado. De esa forma también llegaron sus hijos.

En su cabeza, este hombre de pelo cano, llevaba un sombrero. Una cita, con los colores azul y blanco de su país de origen, rodeaban la copa. “Primero americano, después salvadoreño”, advirtió en medio de risas el oriundo de Usulután.

“Lo que esperamos nosotros es que la nueva presidenta cambie lo que es migración y ayude a los inmigrantes, a los que están necesitando trabajo”, dijo don Fabio en clara alusión a Hillary Clinton, la candidata demócrata.

Fabio y Marta Alvardo después de registrarse y llenar la boleta electoral aparecen junto a empleados de Chirla, la asambleísta Cristina García y familiares.

Fabio y Marta Alvardo después de registrarse y llenar la boleta electoral aparecen junto a empleados de Chirla, la asambleísta Cristina García y familiares.

(Jorge-Mario Cabrera)

Este hombre de aproximadamente 1.50 metros de estatura llegó acompañado junto a dos hijos, un nieto, una sobrina y otros parientes. Antes de retirarse del centro de votación, en entrevista con HOY, destacó que en estas votaciones hay mucho en juego.

¿Qué piensa de Donald Trump? Se le preguntó.

“Desde el principio nos mandó… no nos quiere, dijo que somos unos ladrones”, respondió.

El candidato republicano, a juicio de don Fabio, hasta hoy quiere balancear sus posturas, las que considera unas ‘metidas de pata’. “Por eso voté, ella también”, dijo en alusión a su esposa, luego de cuestionar que el magnate haya sido recibido con bombo y platillo por el gobierno de México.

Fabio y Marta Alvarado al llegar al centro de votación en Norwalk, en donde emitieron el sufragio.

Fabio y Marta Alvarado al llegar al centro de votación en Norwalk, en donde emitieron el sufragio.

(Soudi Jiménez)

En el Condado de L.A. hay más de 4,500 centros de votación. Las urnas se cerrarán a las 8 de la noche. Por esa razón, don Fabio exhortó a quienes no han salido a emitir el sufragio que no dejen pasar la oportunidad. “Que todos los muchachos vengan a votar”, recalcó.


Anuncio