Anuncio
Share

Cuando el 14 de febrero se convierte en el sueño para ponerse el lazo matrimonial

En los últimos siete años, el ministro Edgar Sánchez ha celebrado un poco más de 1,000 ceremonias matrimoniales en la Love Wedding Chapel, en la ciudad de San Fernando.

En los últimos siete años, el ministro Edgar Sánchez ha celebrado un poco más de 1,000 ceremonias matrimoniales en la Love Wedding Chapel, en la ciudad de San Fernando.

(Cortesía/Edgar Sánchez)

Las flores, globos, chocolates y cenas románticas, son algunos detalles que no faltan para la celebración del Día del Amor y la Amistad, pero en algunos casos esta expresión de afecto va más allá, utilizando esta fecha para hacer sonar la marcha nupcial.

Hace tres meses, Gabriela Ramírez estaba separada de su novio. La relación de 17 años se rompió. No obstante, la posterior reconciliación, asegura la oriunda de Argentina, fue mejor porque decidieron casarse y fijaron que el próximo 14 de febrero sellarán este vínculo.

“No se me va a olvidar nunca, hasta que me muera”, indicó entre risas la santafesina sobre esta fecha, que así como ella muchos utilizan para contraer matrimonio. “¡Están locos! Lo hacen porque están enamorados así como yo, nosotros lo decidimos hace dos semanas. ¡Estoy emocionada!”.

De acuerdo a la Oficina del Registro del Condado de Los Ángeles, el 14 de febrero de 2014 celebraron 699 ceremonias en las instalaciones gubernamentales; en este 2016, dado que será domingo, los novios tendrán que acudir a otras entidades autorizadas.

En los últimos siete años, el ministro Edgar Sánchez ha celebrado un poco más de 1,000 ceremonias matrimoniales en la Love Wedding Chapel, ubicada en la ciudad de San Fernando. En la ocasión del Día del Amor, asegura que tendrán únicamente dos espacios para quienes lleguen a última hora.

“Se siente el amor en el aire”, indicó el ministro, “en esta fecha tenemos que estar preparados, nosotros compramos licencias extras, porque cualquier cosa puede pasar. La demanda se dispara y si alguien viene sin reservación, si tenemos espacio atendemos a todos los que lleguen”.

En esta capilla, localizada sobre la avenida Maclay, los contrayentes celebran el enlace matrimonial al pagar 399 dólares, precio que incluye ceremonia, licencia y derecho a llevar 20 invitados, pero para estimular a las parejas agregan para la ocasión un ramo de flores, una botella de champán y anillos.

En la Mayra’s Wedding Chapel, ubicada en Los Ángeles, regularmente cobran 275 dólares por la ceremonia y licencia, servicio que se ofrece los siete días a la semana y a cualquier hora. En esta fecha especial, agregan un costo adicional de 50 dólares.

“En el Día de San Valentín sube un 50% la demanda, en este momento tenemos 12 bodas confirmadas”, valoró Mayra Sossa, propietaria del negocio ubicado sobre la avenida Normandie. “Muchos prefieren esta fecha porque mantienen vivo en la mente el aniversario de boda”.

Según expertos, los gastos promedios relacionados a una boda oscilan en los 26,444 dólares; no obstante, en estos días los costos para este tipo de celebraciones se incrementan. El arreglo floral que regularmente cuesta 45 dólares, puede llegar hasta los 100 dólares en el centro de Los Ángeles.

Herminio Medina, propietario de L.A. Quick Flowers, asegura que a pesar de la competencia que se genera, en su local vende cerca de 10,000 flores para esta ocasión, entre rosas, orquídeas y claveles, asegurando que su negocio abre desde el sábado y no cierra hasta el domingo a la medianoche.

“Casi todos triplican los precios. Nosotros vendemos el ramo de 12 rosas a 25 dólares, lo que le subimos es mínimo, porque estamos en una zona latina”, manifestó el empresario detallando que la rosa roja ecuatoriana es la que más se llevan los consumidores.

Ante las decisiones de última hora, negocios como Bridal City, ubicado en la ciudad de San Fernando, tienen vestidos de novia desde los 400 hasta los 1,000 dólares. La administradora, María Castro, sostiene que todo es hecho a la medida, pero pueden resolver un imprevisto.

“Si alguien se mide un vestido de los que tenemos y el problema es lo largo, aquí realizamos la alteración. Eso se realiza el mismo día que se necesita”, advirtió Castro. “Igual los hacemos al gusto, pero con más tiempo y ahí el límite del presupuesto es hasta donde el novio diga”.

A juicio de Lenny Montes, planificadora de bodas, una recepción no es imposible de realizar con poco tiempo, solo se tiene que usar mucha creatividad. En vez de un local, sugiere que se puede rentar una casa. En vez de un bufete de comida, está la opción de un taquero.

Si la novia no encuentra vestido, se puede rentar uno. En lugar de rosas, se puede comprar otro tipo de flores porque son más baratas. El maquillaje, agrega la experta, se lo pueden realizar en una tienda de departamentos por la compra de los mismos.

“Si se va a hacer la ceremonia en una capilla, lo mejor es agarrar un paquete básico, que incluye sonido, fotos, video y decoración, sale más barato que contratar de forma individual”, concluyó Montes, también coreógrafa de la escuela Danzone.

Las peores y mejores ciudades para casarse en EE.UU.

Las ciudades de Moreno Valley (California), Yonkers (Nueva York) y Newark (Nueva Jersey), son las tres peores ciudades para casarse, en esa lista poco amigable para los novios también aparecen las urbes californianas de Fontana, Oxnard y Fremont.

Este análisis se realizó entre 150 de las urbes más grandes de toda la Unión Americana. Jill González, analista de WalletHub, entidad que elaboró el estudio, indicó a HOY que los altos precios, pobres servicios y limitadas atracciones, ubicaron a estas ciudades con mayor desventaja.

“Es importante que las parejas en medio de la planificación de la boda, decidan el destino en base a los costos o comenzar a conseguir una idea de cuánto va a costar casarse en su propia ciudad”, señaló el experto a HOY.

El informe indicó que Orlando (Florida), Las Vegas (Nevada) y Atlanta (Georgia), son las tres mejores ciudades para un enlace matrimonial, porque se puede encontrar con facilidad variedad de instalaciones, organizadores de eventos, fotógrafos y músicos, ingredientes básicos para una boda.

San Francisco tiene los costos más altos, pero de acuerdo al experto las parejas deciden ir allá porque están dispuestas a gastar por un buen servicio. A nivel general, Los Ángeles se ubica en la número 53, pero escala a un mejor posición porque la ciudad tiene diferentes atractivos.

“Discutir el presupuesto previamente sin duda ayudará a las parejas a evitar altos costos, especialmente en función de las instalaciones y servicios en los alrededores. Por lo general, cuanto mayor sea la oferta, menor será el precio”, aseguró González.

Licencias de Matrimonio

Se adquieren en las oficinas del Condado, tiene un costo de 91 dólares. Los contrayentes deben presentar un documento de identidad estatal o un pasaporte vigente de cualquier país. En California ofician nupcias un comisionado del condado, ministros religiosos, notarios autorizados y los capitanes del Ejército de Salvación.


Anuncio