Anuncio

¿Cómo el condado de L.A. busca prevenir tiroteos escolares?

(Los Angeles Times)

Con el reciente tiroteo en una escuela preparatoria de Florida y varias amenazas surgidas en el Sur de California, la junta de supervisores del Condado de Los Ángeles votó a favor de reforzar un programa que identifica a los menores de edad problemáticos.

La meta del programa, que fue establecido en el 2009 junto al Equipo de Respuestas a la Evaluación de Amenazas Escolares (STAR), es prevenir los ataques escolares y otros tipos de violencia en las escuelas.

Simplemente, el equipo STAR recibió 63 amenazas la semana pasada, pero solo tiene 10 expertos profesionales de la salud mental para responder a esas amenazas. Asimismo trabajo con 127 jóvenes referidos.

Con el voto a favor, la junta apoya la moción en la que se le pide al personal del condado hacer alianzas con diferentes organizaciones sin fines de lucro, para expandir su ayuda y preparar un informe en 30 días con una lista de recomendaciones para mejorar la efectividad del equipo.

Esta iniciativa llega como una moción de las supervisoras Janice Hahn (Distrito 4) y Kathryn Barger (Distrito 5), alegando que estos crímenes ocurren en todo el país, y que el condado de L.A. debe estar en guardia.

“En un condado de 10 millones de personas, creo que necesitamos más de 10 personas que trabajen en este caso’’, dijo Hahn.

Por su parte, Barger aseguró que espera ver más atención de parte de las escuelas sobre las causas de los tiroteos, enfatizando haber escuchado las llamadas al 911 realizadas por Nikolas Cruz, el atacante de Florida.

“Su madre había muerto y él estaba pidiendo ayuda... nada se hizo”, dijo Barger.

Para el supervisor Mark Ridley-Thomas, del Distrito 2, lo crucial para evitar los tiroteos es limitar la disponibilidad de rifles accionados y otras armas. Apuntó también que se debe abogar por este esfuerzo “como nunca antes”.

Desde el ataque en Florida, las amenazas de ataques con armas han surgido de Bellflower, Cerritos, Inglewood, Long Beach, Santa Clarita y Whittier, donde un estudiante tenía dos rifles AR-15, dos pistolas y municiones de alta capacidad en el hogar.


Anuncio