Anuncio

‘Nos sentamos en la mesa o somos el menú', dicen congresistas latinos que se suman a la inauguración

Lou Correa, representante de Santa Ana, forma parte de la inauguración diciendo: “Voy a D.C. para estar en la mesa cuando se tomen las decisiones que afectan a mis constituyentes… O estamos en la mesa o somos el menú”.

Lou Correa, representante de Santa Ana, forma parte de la inauguración diciendo: “Voy a D.C. para estar en la mesa cuando se tomen las decisiones que afectan a mis constituyentes… O estamos en la mesa o somos el menú”.

(Selene Rivera / HOY)

Mientras más de 60 congresistas se negaron formar parte de la inauguración de Trump como presidente, entre ellos unos 15 políticos de California, también hay latinos que decidieron asistir a la ceremonia para decirle a Trump que Estados Unidos también está compuesto por minorías.

Lou Correa, representante de Santa Ana, formó parte de la inauguración diciendo: “Voy a D.C. para estar en la mesa cuando se tomen las decisiones que afectan a mis constituyentes… O estamos en la mesa o somos el menú”.

El recién elegido, sostiene que la inauguración es solo un evento que forma parte de una transición pacífica que es costumbre de etiqueta en el país.

“Fui elegido para ir a D.C. a trabajar para mis electores, ayudar a nuestra clase media, ayudar todas nuestras familias trabajadoras y crear empleos bien remunerados. Vine a D.C. a asegurarme de que todos los estadounidenses, incluidos los nuevos estadounidenses, tengan la oportunidad de trabajar duro y lograr el sueño americano”.

Los comentarios del congresista Pete Aguilar, quien representa a los residentes de San Bernardino fueron de preocupación con respecto a la inauguración.

“Aunque respeto la oficina de la presidencia, siento una profunda preocupación por el hombre que ha asumido el cargo. Donald Trump pasó dieciocho meses normalizando el racismo y el sexismo. Llamó a los violadores y criminales mexicanos, propuso prohibiciones inconstitucionales y registros para los musulmanes estadounidenses, se jactó de agredir sexualmente a las mujeres, se burló de los estadounidenses con discapacidades y la lista continúa”, sostiene Aguilar, quien el sábado se une a la Marcha de las Mujeres.

A pesar de haberlo criticado duramente a lo largo de su campaña, la congresista Norma J. Torres defendió su asistencia enfatizando: “Nunca dejaré de expresar mi oposición a las políticas que dividen y destruyen este país, pero siempre he creído que para hacer una diferencia, tienes que estar presente. Y eso es exactamente lo que pienso hacer”.

Torres señala que consideró seriamente formar parte de la inauguración debido a sus raíces latinas y por representan a una mayoría mexicoamericana.

“Yo soy la encarnación de todo lo que Trump ha demonizado y rebajado. Y el 20 de enero estaré de pie sobre su hombro, como lo haré durante los próximos cuatro años, para recordarle que yo y gente como yo merecemos un asiento en la mesa, y veremos todos sus movimientos. Lo haremos responsable. No nos apartaremos en silencio y seremos ignorados. Apareceremos y haremos oír nuestras voces”, dice Torres luego de anunciarse que el gabinete de Trump no cuenta con ninguna voz latina.

Otra voz latina que asiste a la inauguración para recordarle a Trump que la minoría forma parte de Estados Unidos es el congresista Salud Carbajal.

“Quiero que [Trump] vea la cara de un inmigrante mexicano electo para servir como el primer representante latino por la costa central y que sepa que muchos de los grupos que él ha menospreciado y atacado durante su campaña tienen una voz fuerte en el gobierno”, asevera el congresista de raíces mexicanas.

De igual forma, la recién electa Nannette Barragán, acotó: No me voy a poner de pie, no voy a aplaudir, no voy a animar. No veo esto como una celebración”. Sin embargo, “quiero que vea la cara de quién va a responsabilizarlo de sus acciones, de quién va a proveer esa supervisión del Congreso y también quiero que vea la cara de una hija de inmigrantes que añade valor”.

Pete Aguilar de San Bernardino y Linda Sánchez del condado de Los Ángeles, también asistieron.


Anuncio