Anuncio
Share

Lo confunden con uno de los criminales más buscados pero lo salva una prueba de DNA

Calvario se dio a la fuga dejando atrás su camioneta para luego enfrentar cargos de asalto con un arma de fuego, rapto y transportación de marihuana.

Calvario se dio a la fuga dejando atrás su camioneta para luego enfrentar cargos de asalto con un arma de fuego, rapto y transportación de marihuana.

(Cortesía)

Se le consideraba peligroso, armado y se le pedía a la comunidad no intentar detenerlo, lo cierto es que Guillermo Torres era solamente un residente de San Fernando sin record criminal alguno quien fue confundido por las autoridades.

Hace un mes, una mujer que veía las fotos de los criminales más buscados del Departamento de Policía de Los Ángeles, les llamó a las autoridades diciendo que había en encontrado a Samuel Calvario, un delincuente que había cometido un asesinato hace 16 años.

Calvario descargó su arma en contra de Daniel Félix un 9 de noviembre del 2000, cuando el buen samaritano lo vio discutiendo con su novia dentro de un vehículo e intentó intervenir en la disputa, según autoridades.

Calvario se dio a la fuga dejando atrás su camioneta para luego enfrentar cargos de asalto con un arma de fuego, rapto y transportación de marihuana.

En agosto de este año, las autoridades anunciaron públicamente que tenían a Calvario en sus manos e inclusive declararon que había cambiado su identidad para evadir la ley.

Sin embargo, una prueba de sangre demostró que de hecho Torres no era Calvario, por lo que esta semana Torres fue absuelto.

Torres estuvo bajo custodia de las autoridades más de dos semanas después de ser confundido.

“Para un hombre inocente, esto fue una pesadilla y continúa siéndolo”, dijo Leonard Levine, abogado de Torres en una entrevista con la prensa.

“Él estaba agradecido de haber sido liberado y de que el asunto se esclareció. Se estableció claramente que él no es la persona que las autoridades buscan”, dijo Levine.

Torres se salvó de la prisión gracias a la prueba de sangre que un hijo de Calvario ofreció.

Joanne Weinoe, empleadora de Torres, buscó ayuda legal para su compañero quien fue detenido el 19 de julio en conexión con el asesinato y a quien se le había dado una fianza de 2 millones de dólares.

“Dijimos, ‘es una locura. Este no es el hombre que buscan’”, dijo Weinoe, quien ha trabajado con Torres durante 24 años.

La señora destacó que algunos abogados acordaron tomar el caso de Torres cuando estaba detenido, sin embargo inclusive ellos pensaban que Torres era culpable.

Por su parte, el abogado de Torres sostuvo que él estaba convencido desde el principio que todo era una confusión.

Torres salió libre de la corte este jueves después de que el juez Sergio C. Tapia II, le dijo que se podía ir.

Por ahora, la Procuraduría del Distrito ha presentado una orden modificada de
Calvario, en la que se dice que todavía está siendo buscado.

Torres está considerando “cualquier acción legal que pueda ser apropiada” por haber sido confundido, de acuerdo a su abogado.


Anuncio