Anuncio

Concejal de L.A. responde a legislación que arrebataría las licencias de conducir a indocumentados

Concejal Gil Cedillo.

Concejal Gil Cedillo.

(Los Angeles Times)

Un concejal de la ciudad de Los Ángeles que como legislador fue el primero en introducir una medida, para otorgar licencias de conducir para indocumentados, denunció un esfuerzo que ahora busca volcar la ley actual.

El concejal Gil Cedillo introdujo por primera vez tal medida en 1997, cuando estaba en la Legislatura estatal. Unos 16 años después, se firmó la Ley AB-60 por el gobernador Jerry Brown, que les permite a las personas indocumentadas obtener la licencia de conducir.

En abril, Cedillo ayudó a celebrar un hito de 1 millones de licencias concedidas, desde que se promulgó la ley. Sin embargo, una nueva legislación podría revocar la ley actual.

Para ellos, el titular del plan y activista, Don Rosenberg, necesita reunir las 365,880 firmas de votantes para calificar la medida de revocación a través del voto.

Rosenberg, cuyo hijo fue asesinado en 2010 cuando su motocicleta fue impactada por un conductor que recibía el beneficio del TPS, sostiene que es necesario arrebatarle el derecho de conducir legalmente a los indocumentados, ya que su estadía en este país no es legal.

No obstante, el concejal Cedillo le advierte que la comunidad de California estará en guardia.

“La pérdida del hijo de Don Rosenberg es desafortunada, pero no por este incidente vamos a culpar a esta clase de automovilistas [sin documentos]”, dijo Cedillo.

“California ha recorrido un largo camino desde los días de la Proposición 187. Hemos dejado en claro dónde estamos en la lucha por los derechos de los inmigrantes”, agregó el concejal.

A juicio de Cedillo, California “es un líder para protecciones de inmigrantes, como lo demuestran las numerosas leyes que hemos promulgado y las demandas presentadas contra ‘la migra’”.

El concejal aclaró que Rosenberg tiene derecho a recoger firmas para poner la iniciativa en la boleta electoral, pero le aconsejó que “no toque el nido de avispas”.

La Proposición [anti-inmigrante] 187 “nos hizo fuertes. Una lucha para preservar AB-60 nos haría más fuertes aun. Debemos dejar de politizar los asuntos de inmigración como lo hicimos con Daca, Dapa y la separación de familias’’.

El concejal apuntó a un estudio de la Universidad de Stanford de 2015, el cual concluyó que licenciar a los automovilistas indocumentados, mejoraría la seguridad del tráfico y resultaría en menores accidentes de atropello y fuga.

De acuerdo a Cedillo, otro estudio descubrió que los accidentes de tráfico se redujeron después de que la AB-60 se convirtió en ley.

La medida para anular AB-60 también busca eliminar también la “ley del estado santuario’’ y ponerle fin a las prácticas automáticas de registro de votantes en California para que no haya fraude.

Rosenberg ha respondido que “las carreteras no son más seguras con la ley actual”, sino “una completa mentira”.


Anuncio