Anuncio

Con el inicio del año nuevo, los trabajadores en 19 estados recibirán un aumento al salario mínimo

El salario mínimo aumentará en Nueva York a partir del 31 de diciembre de 2016. En otros 14 estados, en el que se incluye California, entrará el vigor el 1 de enero de 2017. En el caso de Oregon, Maryland, Nevada y el Distrito de Columbia se aplicará el incremento el 1 de julio próximo.

El salario mínimo aumentará en Nueva York a partir del 31 de diciembre de 2016. En otros 14 estados, en el que se incluye California, entrará el vigor el 1 de enero de 2017. En el caso de Oregon, Maryland, Nevada y el Distrito de Columbia se aplicará el incremento el 1 de julio próximo.

La llegada del 2017 hará que la clase trabajadora en 19 estados de la Unión Americana puedan recibir un mayor salario mínimo, medida que se aplicará en California, Colorado, Arizona, Maryland, Nueva York, Oregon, Vermont, Washington, Nueva Jersey, Ohio y Distrito de Columbia, entre otros.

El aumento salarial, que entrará en vigor en la mayoría de los estados el 1 de enero, será más alto en el Distrito de Columbia, que de $11.50 la hora pasará a $12.50; en Massachusetts de $10 a $11; en Nueva York de $9 a $11; en Washington de $9.47 a $11 y en California de $10 aumentará a $10.50.

Jonathan Schleifer, director ejecutivo de The Fairness Project, manifestó que este incremento significa un alivio para millones de personas alrededor del país, pero considera que hace falta que una medida similar se implemente a nivel federal, iniciativa que se debe votar en el Congreso.

“Mientras que el Congreso completa su séptimo año de inacción sobre los salarios de los trabajadores, los votantes de cuatro estados llevaron a las urnas la boleta para aumentar los salarios para ayudar a los trabajadores, sus familias y sus vecinos”, señaló.

The Fairness Project acompañó casi todas las campañas estatales, excepto la de Oregon, proveyendo financiamiento y apoyo continuo. Muchas de estas movilizaciones comenzaron en el 2004 y todavía en el 2016 se llevaron diferentes medidas a votación en diferentes estados.

En Washington y Arizona, por ejemplo, al menos dos millones de trabajadores tendrán licencias por enfermedad pagadas, como resultado de esta lucha.

“Tenemos un largo camino por recorrer, para alcanzar nuestro sueño de equidad económica, pero el aumento de salarios para 8 millones de trabajadores en el 2017 hará que sea un poco más fácil para que las familias trabajadoras duerman por la noche”, agregó Schleifer.

En el 2015, en un análisis de United Ways que ajustó los índices federales al costo real de vida en California, encontró que el 51 % de las familias latinas están dentro de los parámetros federales de pobreza, el porcentaje más alto de todos los grupos observados.

De acuerdo a la Senadora Elizabeth Warren, muchas personas en este país trabajan duro, pero no están construyendo ninguna seguridad para su futuro; en ese sentido, la prueba de fuego cree que se tendrá con la llegada del nuevo presidente y las decisiones que tome el Congreso en control republicano.

“Cuando se inaugure Donald Trump y se convoque un nuevo Congreso, se pondrán a prueba nuestros valores progresistas, el respeto básico por cada ser humano y una economía que funcione para todos”, indicó la senadora en una misiva que circuló el Economic Policy Institute (EPI).

Warren sostiene que se tiene que luchar para mantener las claves de la economía estadounidense lejos de Wall Street, también proteger los derechos de los trabajadores y reconstruir la clase media.

“Necesitaremos proteger a las familias inmigrantes que trabajan duro de ser despedazadas y sus seres queridos de ser deportados. Necesitaremos proteger el Seguro Social y Medicare de recortes y privatizaciones”, puntualizó la legisladora por estado de Massachusetts.

A escala federal, en contraste, el salario mínimo establecido permanece en $7.25 la hora desde el 2009, razón por la que se generó un movimiento nacional que busca llevarlo hasta 15 dólares la hora.

Durante su campaña, Trump fue vago al referirse al salario mínimo. En entrevista con Fox News, el magnate neoyorquino respondió al conductor Bill O’Reilly que “lo elevaría un poco”, porque cree que ayudaría a la gente, aunque admitió que era un planteamiento no muy republicano.

“Yo diría $10. Pero, con el entendimiento de que alguien como yo va a traer de nuevo puestos de trabajo, no quiero que la gente esté en esa categoría de $10 por mucho tiempo”, agregó en esa ocasión el empresario inmobiliario.

El salario mínimo, mientras tanto, aumentará en Nueva York a partir del 31 de diciembre de 2016. En otros 14 estados entrará el vigor el 1 de enero de 2017. En el caso de Oregon, Maryland, Nevada y el Distrito de Columbia se aplicará el incremento el 1 de julio de 2017.


Anuncio