Anuncio
Share

Comunidad LGBT se moviliza para impulsar leyes para el control de armas

Atrás del movimiento que mejore el control de armas en California se encuentra el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, el Departamento de Policía de Los Ángeles y el líder del senado, Kevin De León.

Atrás del movimiento que mejore el control de armas en California se encuentra el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, el Departamento de Policía de Los Ángeles y el líder del senado, Kevin De León.

(Getty Images)

Mientras les guardan luto a las 49 víctimas del ataque terrorista en un club de Orlando, en California la comunidad lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT) se moviliza para luchar a favor de un paquete estatal de leyes que busca aumentar el control de las armas de fuego.

Equality California, una de las organizaciones más grandes del estado “pondrá presión en los miembros del congreso y la legislatura para apoyar leyes y programas en contra de la violencia, asegura su director ejecutivo, Rick Zbur.

Estas medidas incluyen la prohibición de armas de asalto de tipo militar y cargadores de gran capacidad; reglas más rígidas para la revisión del historial de un individuo al comprar armas en eventos; control de antecedentes más estricto y plazos de espera más largos en la compra de armas.

“Debemos actuar lo antes posible para que no vuelva a ocurrir otro [ataque como el de] Orlando”, apunta Zbur. El cual califica la masacre como “un acto de odio dirigido a la comunidad LGBT”.

Aunque la organización ya había estado peleando sobre el tema, lo que ocurrió en Orlando fue un llamado de acción, por lo que “nos es más importante dirigir nuestra energía a los asuntos positivos que van a ayudar en el futuro”, sostiene Zbur.

El esfuerzo de Equality Alliance, también conocido por apoyar públicamente candidatos a cargo de puestos políticos a nivel local, estatal y federal, forma parte del lanzamiento de una iniciativa local para el control de armas.

Junto a este movimiento se encuentra el alcalde Eric Garcetti, el Departamento de Policía de Los Ángeles y el líder del senado, Kevin De Leon.

Aquellos políticos que están haciendo los proyectos de ley a nivel estatal “cuentan con nosotros para que esas leyes tengan el apoyo local”, afirma Garcetti.

Asimismo, De Leon se compromete a la lucha recalcando que “uno de los tiroteos masivos en la historia de la nación fue un crimen de odio” no solo contra la comunidad LGBT sino también en contra de los latinos, afroamericanos, inmigrantes, puertorriqueños, dominicanos y otros asistentes del club Pulse, donde durante la noche latina fallecieron 49 personas y otros 53 resultaron heridos.

En apoyo al Equality Alliance, el concejal Mitch O’Farrel sostiene que este es un mensaje serio para todas aquellas organizaciones a favor de la venta de armas como el National Regulatory Authority, National Shooting Sports Foundation y California Rifle and Pistol Association.

“Si los que favorecen y promueven el terrorismo en todo el país mediante el apoyo de máquinas de matar en masa, armas automáticas y municiones, creen que no habrá presión, entonces se les va a venir la presión encima”, afirma O’Farrel.

En respuesta a la movilización, Chuck Michel, presidente de California Rifle and Pistol Association (CRPA) señala que el ataque de Orlando no debe ser usado por los políticos para hacer sus propias agendas.

“No podemos continuar permitiendo que los políticos que quieren quitar las armas usen la tragedia para hacer sus agendas sin recalcar que esto no sirve para incrementar la seguridad, dice Michel.


Anuncio