Anuncio
Share

Compañía de Gas intenta redimirse con medidas tras la fuga de Porter Ranch

Residentes piden el cierre de lugar en una junta.

Residentes piden el cierre de lugar en una junta.

(AP)

La Compañía de Gas del Sur de California da a conocer una lista de todas las medidas correctivas que ha tomado desde la fuga de gas en una instalación de almacenamiento en Aliso Canyon entre octubre y febrero.

La fuga lanzó más de 100 mil toneladas de metano en el aire, causando la evacuación temporal forzada de casi tres mil familias.

El negocio sostiene en un comunicado que ha estado haciendo mejoras integrales en la infraestructura, tecnología y seguridad en la instalación así como “sigue haciendo progresos significativos hacia la conclusión de la Revisión de Seguridad Comprensiva requerida por la División de Petróleo, Gas y Geotérmica de Recursos de California (CDOGGR).

Agrega que la tubería de cada cisterna aprobada ha sido reemplazada además instalarse 40 millas de nuevas tuberías de acero.

Hasta la fecha, 27 pozos de almacenamiento han pasado todas las pruebas requeridas en virtud del examen de seguridad, asegura la compañía al mismo tiempo que recalca que los pozos restantes o bien, han sido sellados temporalmente hasta más pruebas sean completadas o fueron sellados permanentemente.

“De acuerdo con las nuevas regulaciones y leyes estatales, la retirada e
inyección de gas natural ahora sólo se producirá a través de tubos interiores cerca de los pozos aprobados '' por la CDOGGR.

“Una vez que SoCalGas haya cumplido con todos los requisitos, la empresa va a solicitar la aprobación regulatoria para comenzar la reposición del suministro de gas natural en las instalaciones para apoyar la fiabilidad de energía en la región”, añade.

La compañía de gas asegura que las medidas de seguridad que están implementado incluyen un sistema de detección de metano con ocho monitores que hacen el seguimiento de la presión de todos los pozos; dos patrullas diarias que examinan visualmente todos los pozos; escaneos diarios de cada pocillo utilizando cámaras térmicas infrarrojas sensibles que puede detectar fugas; y un sistema de notificación de la calidad del aire que proporciona a los residentes con información rápida a través de una llamada telefónica, mensaje de texto o correo electrónico en caso de una fuga de gas natural.

La subsidiaria de Sempra Energy, con sede en San Diego, también dijo que para fortalecer las comunicaciones con los residentes de la comunidad de Porter Ranch, se ha formado un comité asesor creado por residentes, propietarios de negocios y líderes de la comunidad, así como representantes de organizaciones basadas en la fe, el Departamento de Policía de Los Ángeles y el Departamento de Bomberos de Los Ángeles, entre otros.

Sin embargo, para algunos residentes, “este tipo de acciones debió de tomarse desde el principio para evitar los dolores de cabeza, mareos, sangrados de nariz y otros malestares entre residentes que sufrieron el descuido”, dijo Patty Shwarts, residente afectada.

La fuga de gas ha dado lugar a numerosos litigios.

Por su parte, Southern California Gas Co. no disputó al delito menor por cargos imputados por no informar inmediatamente a la fuga de gas que inició el 23 de octubre y siguió hasta mediados de febrero.


Anuncio