Los Ángeles: Una latina empezó dando multas y terminó como jefa de más de 500 oficiales de tráfico

Cómo una latina empezó dando multas y terminó siendo la jefa de más de 500 oficiales de tráfico

La herencia latina se ve en todos los rubros a nivel nacional, estatal y local en Estados Unidos.

Devon Farfán ponen en alto a esta comunidad  a través de largos años de trabajo y un esfuerzo extra que la llevó de agente de tránsito impartiendo multas a jefa de más de 500 agentes de tráfico en el Departamento de Transportación de Los Ángeles (LADOT). 

Recientemente Farfán, de 54 años de edad, fue seleccionada como jefa del área de Cumplimiento de las Reglas de Estacionamiento y Control de Tráfico del LADOT.

“Nunca soñé con este puesto, pero mientras me iban promoviendo, me di cuenta ese era mi objetivo después de 30 años de servicio”, dice Farfán, quien es la primera jefa latina y la segunda mujer jefa de la división en ostentar ese título.

Farfán conduce a partir de septiembre a 573 oficiales de tráfico que sirven a 4 millones de angelinos en 7,500 millas de calles a través del control del tráfico y el cumplimiento de las regulaciones de la ciudad y el estado.

El llegar a esa posición no fue nada fácil, pero tampoco era imposible, dice Farfán, quien nació en El Sereno y cuyos abuelitos migraron de México a Estados Unidos para darle a sus hijos una vida mejor.

“Trabajé para la ciudad durante 33 años, pero logré ascender a diferentes rangos… De hecho, empecé con trabajos de secretaria para los departamentos de agua y energía. Pero no fue hasta que en 1985 me convertí en oficial de tráfico”, añade. 

Para 1998 se convirtió en sargento, en el 2005 teniente, y luego capitán en el 2008, y subjefe del área de cumplimiento de reglas de estacionamiento en el 2016.

“Me tomó 12 años de mi vida darme cuenta que si no era parte de una solución, era parte de un problema, ya que en ese entonces no me gustaba cómo me supervisaban, y entonces pensé que era hora de moverme para sargento”, sostiene.

Sin embargo, al obtener ese puesto, la joven se dio cuenta que podría quedarse estancada.

“Entonces volví a la escuela y obtuve una licenciatura en administración de empresas, y luego obtuve una maestría en administración de negocios… De ahí, llegué al puesto de teniente”, agrega.

Para Farfán la escuela no solo le dio los títulos sin el liderazgo que necesitaba para sobresalir.

 ¿Qué aprendiste de tus padres?

"Ellos me heredaron el trabajar duro desde una edad muy joven. No recuerdo ni un solo día en mi infancia en que los haya visto faltar al trabajo. Mi padre manejaba una camioneta de carga y mi mamá era una activista local que abogaba por los derechos de la comunidad".

¿Por qué decidiste continuar estudiando?

"Luego de sargento quise ser teniente, pero ahí vi barreras que me impedían llegar. Fue entonces cuando pensé que con el estudio nadie me iba a negar el paso. El estudiar me hizo una líder más fuerte,  y me separé de los que no tenían una educación alta".

¿Cuál es el mensaje para los latinos que piensan que tienen menos oportunidades por su etnicidad?

"La educación es la llave del éxito, te da la base que necesitas, a mí me tomó mucho tiempo y esfuerzo estar donde estoy. Hay las oportunidades si las buscas, si tienes una guía, si tienes un sueño puedes lograrlo pero debes trabajar para ello, seguir las reglas, trabajar todos los días y no vencerte ante los que tratan de ponerte abajo".

¿Qué características tuyo te abrieron más las puertas?

"Las dinámicas han cambiado. Ahora las mujeres tienen más oportunidades y los departamentos cuentan con más diversidad no solo en género sino etnia. Si tienes el talento tienes una oportunidad muy grande".

"Los latinos siempre van a tener gente criticándolos, pero hay que ser inteligente y pelear con arma blanca, quiero decir un comportamiento y acercamiento positivo a las cosas. Si eres latino en Los Ángeles, trabajas, te educas y eres consistente vas a llegar donde tú quieras".

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°