Anuncio
Share

Centro de sobriedad abrirá sus puertas en enero y donde más se necesita: Skid Row

Funcionarios de la ciudad festejan pronta apertura de centro de sobriedad.

Funcionarios de la ciudad festejan pronta apertura de centro de sobriedad.

(Cortesía)

El año nuevo recibe a los residentes de Skid Row y sus zonas aledañas con la apertura del Centro de Sobriedad Dr. David L. Murphy, el cual empezará a ingresar pacientes a partir del 2 de enero.

Ubicado en el 640 S. Maple Street, el centro estará abierto las 24 horas del día y tendrá la capacidad para albergar y estabilizar a unas 50 personas al día en lugar de ser transportadas a la cárcel por cometer el delito menor de intoxicación pública.

“Este centro de sobriedad ayudará a aquellos que luchan con el alcoholismo sin necesidad criminalizarlos o hacerlos languidecer en las salas de espera del hospital”, sostiene Mark Ridley-Thomas, supervisor del condado de Los Ángeles.

Se calcula que los 8 mil pacientes que ingresen al centro anualmente, podrá desintoxicarse para luego obtener servicios de intervención como tratamientos de abuso de sustancias, vivienda y otros servicios, con lo que “podrán romper el ciclo destructivo de la indigencia, las cárceles y los hospitales”, señala el supervisor.

Para hacer posibles los servicios, el condado se asoció con Exodus Recovery Inc., una organización sin fines de lucro en el sur de California para proveer servicios de trastornos de salud mental y abuso de sustancias.

Según algunos vecinos de la zona, se necesitan aún más centros de este tipo en toda la ciudad y el condado.

“El alcoholismo es una enfermedad que se trata como un delito. La gente alcoholizada corre peligro en las calles así como las personas a su alrededor, especialmente los niños”, dice Carina Guerrero, quien trabaja por el centro de Los Ángeles.

“En realidad necesitamos más centros similares porque el alcoholismo y las drogas ocurren en todo el condado. Hay borrachos violentos y hay gente que es violenta con ellos”, agrega Guerrero.

Eric Garcetti, alcalde de la ciudad de Los Ángeles, declara que espera que este tipo de servicios sea un modelo para la ciudad al cambiarles la vida a muchas personas.

“Es un hecho que el centro ahorra dinero [a la ciudad], pero más que eso el gobierno está haciendo lo correcto [en proveer servicios a la comunidad]”, dice Garcetti.

Ida Jiménez, una beneficiaria de Exodus Recovery Inc., sostiene haber luchado personalmente con el alcoholismo y la adicción a las drogas mientras luchaba en encontrar un hogar.

“Yo ahora tengo vivienda gracias a personas que se preocupan por la gente como yo en Éxodos y en el Sobering Center”, sostiene Jiménez.

“La gente de aquí (en Skid Row) no son malas personas, simplemente están atrapados sin saber qué hacer. Con la ayuda ellos pueden obtener la asistencia que necesitan para integrarse a la comunidad contribuyente”, agrega la señora.

El centro lleva el nombre del fundador de Exodus Recovery, Dr. David L. Murphy, quien dedicó su vida a ayudar a los miembros más enfermos, marginados y desfavorecidos de la sociedad.


Anuncio