Anuncio
Share

Caninos al rescate de las víctimas de tráfico humano en Los Ángeles

Un estudio demuestra que cuando una persona interactuar con una mascotas, en cuestión de minutos su cuerpo libera una cantidad masiva de hormonas que proporcionan el sentimiento de bienestar.

Un estudio demuestra que cuando una persona interactuar con una mascotas, en cuestión de minutos su cuerpo libera una cantidad masiva de hormonas que proporcionan el sentimiento de bienestar.

(Cortesía)

A partir de esta semana, las autoridades del condado de Los Ángeles empezarán a utilizar perros de terapia para ayudar en la sanación de las víctimas de tráfico humano como parte del programa del Equipo Regional de Tácticas contra el Tráfico Humano (RTFHT), que se dio a conocer en noviembre.

El programa liderado por la Procuraduría General de Estados Unidos y el Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD), tiene la responsabilidad de investigar los casos donde haya evidencia de tráfico humano y trabajar con múltiples agencias de servicio para proporcionar atención a las víctimas de principio a fin, especialmente los menores de edad.

Como parte de este esfuerzo, Jim McDonnell, jefe de LASD, anunció este martes la nueva terapia en conjunto con Pet Prescription Team, un grupo de voluntarios que ayuda a los dueños de caninos a entrenar a sus mascotas para servir a las personas que enfrenten algún trauma.

La meta es que los perros puedan proporcionan una fuente de confort, atención seguridad en las víctimas de tráfico humano que se encuentran sensibles y les es difícil interactuar con los detectives.

La creación de un entorno relajado ayuda a la víctima emocionalmente y facilita el trabajo del detective asignado al caso, según McDonnell.

“Esta puede ser una de las maneras más efectivas para desarmar a alguien sin que lo sepan”, señala el jefe del departamento del Sheriff. “Las víctimas pueden abrirse sin reservación y proveer información importante a los investigadores”, agregó McDonnell al mismo tiempo que presentó a los nuevos miembros del equipo Kane, un collie y Logan, un labrador.

No obstante, varios caninos estarán dispuestos en las terapias en cualquier momento que los detectives sientan que son necesarios, dijo el sargento Bob Boese.

Un estudio realizado por Rebecca Johnson, profesora de enfermaría de la Universidad de Missouri-Columbia, para el Centro para el Estudio de Bienestar Animal, demuestra que cuando una persona interactúa con una mascota, en este caso perros, en cuestión de minutos su cuerpo libera una cantidad masiva de hormonas que proporcionan el sentimiento de bienestar, tales como beta endorfina, la prolactina, la dopamina, la oxitócica y la feniletilamina beta. La liberación de estas hormonas no solo hace feliz a la gente, sino que también disminuyen la hormona del estrés: el cortisol.

Para la sicóloga familiar Elisa Jiménez, este componente es importante.

“Hay mucha gente que atraviesa por situaciones muy difíciles. Tener a un compañero a su lado, inclusive un animal, les puede proporcionar paz y serenidad en momentos delicados”, dijo Jiménez.

De noviembre a junio, el programa ha crecido en números con cinco agencias federales, cuatro agencias estatales, cuatro agencias del sheriff y dos agencias policiales, lo que ha servido para rescatar a 97 víctimas, 72 de estas menores de edad.


Anuncio