Anuncio
Share

El camino de Hillary Clinton a la presidencia está en ‘la cuerda floja’, afirman expertos

“El enfoque es derrotar a Trump cueste lo que cueste”, dice el activista Arturo Carmona.

“El enfoque es derrotar a Trump cueste lo que cueste”, dice el activista Arturo Carmona.

(Cortesía)

Al principio los expertos en política creían que Hillary Clinton tenía la presidencia de Estados Unidos en bandeja de oro; después de todo es conocida, tiene la experiencia, su plataforma se conecta con la mayoría demócrata y tener una mujer como presidente haría historia.

Sin embargo, llegar a la Casa Blanca no es tan sencillo a pesar de su nominación formal como candidata a la presidencia del Partido Demócrata, señalan las encuestas cambiantes y los expertos.

A cuatro meses de las elecciones mucha gente no está preparada para darle su voto a Clinton. Mientras tanto, en medio de escándalos, la comunidad demócrata busca la unidad para vencer a Donald Trump, quien venció a 16 políticos, algunos de peso pesado como Jeb Bush, para lograr la nominación del Partido Republicano pese a sus discursos ofensivos.

Campaña empañada

Clinton empezó su caminata a la presidencia en una cuerda floja al surgir críticas sobre su intervención de OTAN en Libia, en la cual los republicanos la culparon de la muerte del embajador Chris Stevens en el 2012, durante un ataque yihadista al consulado de Bengasi.

Otra controversia que ayudó a nublar su campaña fue su cuestionamiento sobre el uso de una cuenta de correo electrónico privado cuando se desempeñaba como Secretaria de Estado (2009-2013).

Para aflojar más la cuerda, Wikileaks reveló hace unos días tener en su poder más de 19 mil correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC), en los cuales varios funcionarios, incluyendo la Presidenta del Comité Nacional Demócrata trata de ponerle barreras para inclinar toda la balanza hacia Hillary Clinton y de esa forma que Bernie Sanders no representara un problema y sea eliminado de la contienda.

La candidata ahora nominada oficial dice que no sabía y pese a las controversias, Clinton opta por enfatizar una campaña progresista adoptar algunas propuestas de Sanders y atacar todas ofensas que Trump ha venido diciendo.

Las encuestas

Poco a poco, la integridad de la ex Primera Dama, Senadora, Secretaria de Estado y aspirante a la Casa Blanca ha quedado en cuestión, revelan las encuestas.

Por ejemplo, una encuesta electoral de CNN sostiene que después de la Convención Republicana, Tremp se encuentra arriba de Clinton con el 44 por ciento de puntos a su favor en comparación con Clinton con 39 por ciento.

Además el sondeo revela que el 43 por ciento lo considera honesto; un porcentaje mayor que el 30 por ciento que comparte ese punto de vista por Hillary Clinton.

Otra encuesta publicada el 25 de julio por la cadena de televisión CBS News, demuestra un empate entre los candidatos con una intención total de voto del 42 por ciento. En este reporte, el 38 por ciento de los electores subrayó a Trump como honesto mientras que solo el 29 declaró a Clinton como honesta.

Los demócratas se unen por Clinton

Arturo Carmona, de 37 años de edad, le apostaba a Sanders a ganar la presidencia, tanto que se convirtió en el director político adjunto de su campaña. No obstante cuando Sanders se alejó de la contienda, este tuvo que cambiar su plan.

Carmona, ahora se enfoca en unir a la comunidad demócrata en favor a Clinton.

“El enfoque es derrotar a Trump cueste lo que cueste”, dice Carmona al mismo tiempo que formaba parte este martes a la convención de Clinton.

“Sabemos que Trump representa una amenaza para las familias inmigrantes y los latinos en general. Ahora tenemos que enfocarnos en ganarle y movilizar a la comunidad a una misma dirección”, sostiene Carmona, quien sirvió como director ejecutivo de Presente.org, un grupo latino dedicado a organizar a la comunidad.

Con más experiencia en las arenas del activismo y la política, Dolores Huerta, líder de derechos civiles y co-fundadora de United Farm Workers, empuja por la unión demócrata ahora más que nunca.

“Se le ve como un payaso a Trump, pero sabemos que la situación es ahora más seria y eso es peligroso. El mensaje para nuestra comunidad es que tenemos el poder para elegir conociendo la agenda de Trump y Clinton”, asegura Huerta.

“Sabemos que muchos de los que apoyaban a Sanders están dolidos porque no continúa, pero su trabajo no fue en vano. Muchos temas por los que lucharon están en la agenda demócrata como la educación, la salud y el alivio a la inmigración sin documentos”, añade Huerta.

Estos mismos temas, “no están en la agenda de Trump”, enfatiza la activista dirigiéndose a más de 27 millones de latinos elegibles para votar, 12 millones de los cuales están sin registrarse.

Todo puede ocurrir en las elecciones

Entre escándalos y discursos, “matemáticamente en términos de colegio electoral, le favorece el mapa a Clinton… ya que tiene una ligera ventaja en promedio en todos los estados”, dice Octavio Pescador, profesor del instituto Paulo Freire de la Universidad de California en Los Ángeles.

Dentro de este contexto, la formula que puede utilizar Clinton para ganar es muy amplía en comparación a formula limitada de Trump, asegura Pescador. “Segundo, a pesar de que hay simpatizantes de Sanders que no están de acuerdo con Hillary, más de la mitad podría apoyarla diciendo ‘es lo único que nos queda’… Además, toda la arquitectura demócrata se muestra a favor de Clinton, algo que no es igual para el republicano Trump”.

Por si esto fuera poco, agrega el experto: Hillary tiene la capacidad ágil de recaudación de fondos, cosa que los recursos de Trump son limitados”.

Por último, Pescador indica que la selección de vicepresidente de cada candidato dice mucho de ellos, “ambos buscan el voto blanco”.

“Es importante que el latino vote, ya que supuestamente se espera que el gigante dormido despierte, pero no lo estamos viendo. Por el momento, estamos donde queremos estar y nuestra participación lo refleja”, destaca Pescador.

Sanders pide apoyo para la candidata

David Loza, un joven elector, tenía en la mira a Sanders como su presidente, pero ahora se encuentra en el limbo.

“Yo iba a votar por Sanders, pero ahora no me queda de otra más que regalar mi voto al Partido Libertario, algo que estoy pensando seriamente”, dice el residente de Hacienda Heights.

Como este joven, muchos simpatizantes de Sanders dicen que no votarán o simplemente votarán por otros candidatos menos pronunciados en el marco de la nominación de Clinton por el Partido Demócrata y el surgimiento de miles de correos electrónicos de varios demócratas tramando contra la campaña de Sanders.

Ante tal amenaza Sanders se ha dirigido a sus seguidores diciendo que Hillary Clinton debe convertirse en la próxima presidenta de Estados Unidos.

“Cualquier observador objetivo va a concluir que, basado en sus ideas y su liderazgo, Hillary Clinton debe convertirse en la próxima presidenta. No hay siquiera comparación”, dijo Sanders durante la Convención Nacional en Filadelfia, que culminó ayer jueves.

“Hillary Clinton será una extraordinaria presidenta y estoy orgulloso de estar esta noche aquí junto a ella”, destacó el senador.

En mayo, Clinton le llevaba 12 puntos de ventaja a Sanders a nivel nacional, destacaba una encuesta de NBC News revelada ese mismo mes. Sin embargo, entre Sanders y Trump, el senador podría ganar por un margen mayor con 13 puntos.

Aunque los afroamericanos, latinos, las mujeres y los votantes moderados apoyan consistentemente a ambos candidatos demócratas al enfrentan a Trump, hay dos grupos importantes que Sanders ganaría sobre márgenes mucho mayores que Clinton: los republicanos menores de 30 años y los ciudadanos independientes que no se inclinan por ninguno de los dos, indicaba la encuesta.

La campaña de Sanders terminó hace meses, tras no poder acumular suficientes votos de los delegados.

Respecto al supuesto plot contra Sanders y otras controversias que rodean a Clinton, Pescador afirma que “tal vez, muchos no ven a Clinton como persona de confiabilidad, pero los Clinton tienen simpatía y el raspado de muchos líderes políticos y sociales”.

Pescador agrega que la comunidad le pone atención al momento a esos temas, “pero tenemos memoria corta. No será fácil determinar quién es el malo y el más malo”.

Hilda Solís, supervisora de condado de Los Ángeles y quien trabajó para la Casa Blanca, sostiene que “en mensaje para la comunidad es unirse.

“Ya Sanders ha dado su apoyo una y otra vez. Sabemos que Trump va a destruir el país y no podemos permitir eso si no nos ponemos de acuerdo. La contienda no ha sido fácil para nadie, pero juntos podemos poner a quien más se afina a nuestros principios en la Casa Blanca”, dice Solís.


Anuncio