Anuncio
Share
Local

Desde primaria, los niños de California aprenderán historia LGBT. No todos están de acuerdo

(Los Angeles Times)

A la edad de siete años, la pequeña Olga Martínez aprenderá sobre el árbol genealógico de sus padres y otras familias, con la diferencia de que habrán parejas en ese árbol que son del mismo sexo.

California se está alistando para convertirse en el primer estado en utilizar libros de texto inclusivos, en los que se tendrá a la comunidad gay, lésbico, bisexual y transgénero (LGBT) en las escuelas.

Recientemente, la Junta de Educación de California aprobó la cifra de 10 libros de texto de historia LGBT para salones de kinder a octavo grado.

“Lo mejor de estos libros es que les sirven bien a nuestros estudiantes”, dice Tom Adams, superintendente adjunto de la subdirección de Apoyo de Enseñanza y Aprendizaje del Departamento de Educación estatal.

“Sabemos que hay muchos estudiantes que son LGBT o cuyos padres también lo son”, agrega Adams enfatizando que los padres del mismo sexo en una familia son una realidad de los tiempos actuales y, por lo tanto, los materiales de instrucción deben reflejar esa realidad.

Luisa Martínez, madre de la pequeña Olga, se encuentra preocupada por ese hecho.

“Entiendo que debemos enseñarle a nuestros hijos desde muy pequeños la tolerancia y la igualdad”, dijo la madre de familia.

“Sin embargo, no sabría explicarle que es normal que hayan dos padres del mismo sexo en el hogar, y que es normal que dos personas del mismo sexo se atraigan físicamente”, comenta Martínez.

Los libros de historia hablarán sobre algunos personajes que sobresalieron en sus tiempos, y que moldearon su entorno así como los cambios en la ley constitucional que han sucedido como resultado del trabajo de los movimientos de derechos civiles LGBT.

Para Héctor Ramírez, quien tiene un hijo gay, la noticia es bienvenida.

“Se habla mucho de lo que es el ‘bullyng’ o la agresión entre estudiantes, y la realidad es que no solo los niños pobres, de color, con discapacidades o con sobrepeso son agredidos, también los menores LGBT lo son”, dijo el padre de familia.

“Estos textos van a ayudar a muchos menores a entender que no importa la orientación sexual, somos humanos y podemos hacer cosas muy grandes para ayudar a otros”, agrega Ramírez.

Los libros en cuarto grado, de acuerdo a las autoridades, enseñarán a los niños sobre Charley Parkhurst, un conocido conductor de diligencias en California que luchó contra los bandidos; éste nació mujer, pero vivió como hombre en los años de 1800.

Los distritos escolares no tienen que usar estos libros de texto, pero si no los tienen, aún deben usar materiales que incluya el rol de las personas LGBT en la historia del país como lo exige la ley en el Estado Dorado. 

La adopción de estos libros de texto, es considerado el último paso en la implementación de la Ley de Educación Equitativa de California 2011, presentada por el exsenador estatal Mark Leno, quien es gay.

Según la ley, el currículo de ciencias sociales en California y Estados Unidos debe incluir las contribuciones de los estadounidenses LGBT, personas con discapacidades y miembros de otros grupos culturales.

A juicio de Renata Moreira, directora ejecutiva de Our Family Coalition, una organización que abogó por la ley, se tendrá un gran trabajo porque en todo el territorio californiano más de seis millones de estudiantes de escuelas públicas son educados por casi 300 mil maestros en más de 1,000 distritos escolares.

“Estamos más que listos: en colaboración con educadores y socios de todo el estado, y con el apoyo de miembros de la comunidad, nos aseguraremos de que cada estudiante en California tenga acceso a representaciones justas y precisas de la comunidad LGBTQ y nuestra contribuciones”, dijo la activista.

Los libros de texto incluyen más información sobre el movimiento de trabajadores agrícolas y el papel que los filipinos desempeñaron en él.

Asimismo, contiene la historia sobre el Programa Mexicano de Repatriación, que deportaba ilegalmente a miles de mexicano-estadounidenses en la década de 1930.

De igual forma, ofrecen más detalles sobre el aporte de los afroamericanos, específicamente sobre la esclavitud, así como de la difícil situación de los nativos americanos en las misiones de California, entre otros temas.


Anuncio