Anuncio

Buscan que las clínicas pro-vida den información sobre opciones de aborto

La AB 775 también pide que estos lugares provean información sobre la anticoncepción y servicios de planificación familiar.

La AB 775 también pide que estos lugares provean información sobre la anticoncepción y servicios de planificación familiar.

(Getty Images)

En vista de que varios centros de salud y clínicas pro-vida no están apoyando con guías o información a las personas que buscan la opción del aborto en la ciudad de Los Ángeles, la concejal Nury Martínez elabora una ordenanza que va a asegurar que esos centros hagan su trabajo.

Muchas mujeres hacen citas en lugares que supuestamente son clínicas donde se practican abortos, pero en realidad no lo son, sostiene Martínez. “Es importante que cuando las mujeres busquen información sobre sus opciones, se les provean todas las herramientas”, agrega.

Para corroborar la falla de los centros de salud, el Comité de Salud, Salud Mental y Educación del concilio ha aprobado la creación de un informe sobre los centros que no están cumpliendo con los reglamentos así como información sobre cómo algunos servicios se encuentran ya trabajando con las autoridades para limitar sus prácticas engañosas.

El informe fue solicitado en una moción presentada por Martínez y el Concejal Mike Bonin.

Los centros a menudo tienen la palabra “aborto” en su nombre y también pagan Google y otros motores de búsqueda para listar su sitio web cerca de la parte superior de la página cuando alguien busca la palabra “aborto”, dice Martínez.

“Las mujeres hacen una cita solamente para encontrar que el centro no proporciona asesoramiento de todas las opciones”, añade.

En mayo del 2016, el abogado de la ciudad, Mike Feuer, tuvo que enviar cartas a seis centros de crisis de embarazo informándoles que no estaban acatándose a la nueva ley estatal AB775.

La AB775 entró en efecto en el 2016 y requiere que los centros de embarazo y las clínicas proporcionen a los clientes referencias de servicios de aborto gratuito o a bajo costo.

La medida también pide que estos lugares provean información sobre los anticonceptivos y servicios de planificación familiar.

En aquel entonces, Matt Bowman, un abogado de Alliance Defending Freedom – que representa el Instituto Nacional de Defensores Familiares y de Vida - dijo que la AB 775 viola los derechos de la Primera Enmienda de los centros de embarazo.

“Requerir que los centros de salud de embarazo pro-vida remitan a mujeres a servicios de abortos gratis es una flagrante violación de sus derechos de libertad de expresión”, dijo Bowman.

San Francisco y Oakland están entre otras ciudades que tienen ordenanzas que prohíben a los centros de crisis de embarazo hacer declaraciones falsas o engañosas al público acerca de la asistencia que brindan.

Martínez sostiene que su objetivo es llegar a una ordenanza similar.


Anuncio