Anuncio
Share

Buscan facilitar la visita de padres biológicos a sus hijos en el sistema de crianza

En el presente alrededor de 20,500 menores viven en hogares de crianza, 60 por ciento de ellos son latinos.

En el presente alrededor de 20,500 menores viven en hogares de crianza, 60 por ciento de ellos son latinos.

(Los Angeles Times)

En un esfuerzo para que más personas ofrezcan sus servicios como padres dentro del sistema de crianza, la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles planea cambiar la manera en la que los padres biológicos visitan a sus hijos.

Por orden las cortes, regularmente los padres biológicos pueden visitar a sus hijos mientras están en el proceso de rehabilitación para mantener los lazos familiares. Sin embargo, estas visitas pueden prolongarse de una a tres horas, varias veces a la semana y en la mayoría de los casos, se lleva a cabo en los hogares de los padres de crianza.

Esta orden desalienta a muchos padres de crianza en ofrecer su tiempo como voluntarios porque encuentra incomodo el tener que estar en el hogar a la hora de las visitas. Mientras que, potenciales padres de crianza, desechan la idea de ser voluntarios por la misma cuestión.

La moción le pide al Departamento de Servicios de Niños y Familias (DCF) crear un plan de dotación de personal, intercambio de paseo y la planeación de “sitios familiares amigables” para que las visitas se hagan posibles en otros lugares.

La moción incluye utilizar servicios como Uber o HopSkipDrive para que los padres de familia puedan visitar a sus hijos más seguido y contratar personal para que monitoree estas visitas.

Por ahora, los padres de crianza o los trabajadores sociales son los que en muchas ocasiones tienen que manejar para que las visitas se hagan posibles.

En el presente alrededor de 20,500 menores viven en hogares de crianza, 60 por ciento de ellos son latinos.

“Debido a que ya pedimos mucho de nuestros padres de crianza actuales, es importante que el condado sea lo más accesible a los potenciales voluntarios que están a un paso de proporcionar sus hogares como refugios temporales para los niños”, dijo la supervisora Sheila Kuehl, quien junto con el supervisor Michael Antonovich, crearon el plan.

Con esta moción, se espera que más personas se animen a formar parte del sistema y al mismo tiempo, que más padres biológicos visiten a sus hijos.

Asimismo, Antonovich señaló como ejemplo a Family Connect Pasadena, un programa de All Saints Church que recluta y entrena a voluntarios de la iglesia para monitorear las visitas familiares en lugares amigables.

Conservar a los padres biológicos involucrados con sus hijos es impórtate para promover la salud emocional y social de los niños y acorta el tiempo que los menores están lejos de sus padres, sostuvo Antonovich.

“Una meta principal es reducir el número de menores en el sistema de crianza y ponerlos en hogares permanentes”, dijo Antonovich.

En la actualidad, el tiempo promedio para reunificar a los padres biológicos con sus hijos es de 10 meses, casi el doble del estándar nacional, según la moción.

Por su parte, Maryam Fatemi, directora general de DCFS, quien se encarga de las visitas, sostuvo que el plan de visitas es bueno.

“Me gusta recalcar que las visitas son el corazón de las reunificaciones, dijo Fatemi.


Anuncio