Anuncio

Numerosas llamadas de emergencia; empujan plan que pide más enfermeros de diálisis

(TNS)

Los bomberos de California afirman estar repletos con llamadas de emergencia de parte de pacientes de diálisis, que pueden ser atendidas por los enfermeros que se especializan en este ramo.

De manera formal, el Sindicato de Bomberos de California anuncia su respaldo a la Proposición 8, la iniciativa de votación que mejorará la atención del paciente con insuficiencia renal.

Por ejemplo, el Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles, con solo 20 clínicas de diálisis en su jurisdicción recibieron 2,457 llamadas de emergencia durante un período de cinco años.

Eso representa un aumento del volumen de un promedio de 20 llamadas por clínica en 2012, a 31 llamadas por instalación en 2016, y esa es una fracción de las 169 clínicas en el condado.

Los empleados de diálisis informaron que la escasez crónica de trabajadores es un factor que contribuye a las emergencias de los pacientes y al uso del 911, ya que los trabajadores se sienten abrumados a diario, lo que dificulta la atención adecuada del paciente o el control de infecciones.

El sindicato señala que el respaldo y aprobación de los votantes del estado disminuirá la presión sobre el sistema de respuesta de emergencia 911, y evitará que contribuyentes evadan la cuenta de clínicas de diálisis que no invierten en personal adecuado.

La Proposición 8, la Ley de Precios Justos para Diálisis, aparecerá en la boleta del 6 de noviembre y cuenta con el respaldo del Partido Demócrata de California, el Sistema de Retiro de Empleados Públicos de California, veteranos, pacientes, defensores de la salud y más de 130 organizaciones comunitarias, trabajadores, sindicatos e iglesias.

“Los contribuyentes y nuestro sistema de emergencia 911 están siendo estresados por los proveedores de diálisis, que se niegan a invertir en niveles de personal seguros y prácticas de atención al paciente”, dijo Brian K. Rice, presidente de California Professional Firefighters, que representa a más de 30,000 bomberos en el estado.

“La medida 8 corregirá ese problema, protegerá la seguridad del paciente, y se asegurará de que los contribuyentes no estén al tanto subvencionando a los operadores que ponen las ganancias por encima del cuidado del paciente y la seguridad pública”, agrega.

Esta proposición mejora la atención para pacientes de diálisis, al limitar los ingresos de las empresas de diálisis a un 15 por ciento por encima de lo que gastan en atención al paciente, y los empuja a invertir en contratar más personal, comprar nuevo equipo médico y mejorar las instalaciones.

Según el Sistema de Datos Renales de Estados Unidos, 66,000 californianos con insuficiencia renal potencialmente mortal reciben tratamiento en clínicas de diálisis.

Las dos compañías más grandes, DaVita y Fresenius, obtuvieron $3.9 mil millones en ganancias de sus operaciones de diálisis en Estados Unidos en 2016, con un margen de beneficio clínico casi cinco veces mayor que un hospital promedio en California, mientras que la atención al paciente sufrió.

Los pacientes de diálisis y los cuidadores informan problemas de saneamiento, como manchas de sangre y cucarachas en las clínicas.

Las personas con insuficiencia renal a menudo deben someterse a tratamiento de diálisis tres días a la semana, en las clínicas para extraer su sangre, limpiarla y volver a colocarla en sus cuerpos. Cada tratamiento dura de tres a cuatro horas.

No todos están de acuerdo

Un nuevo análisis independiente del exanalista legislativo del estado encuentra que la Proposición 8 pondrá 83% de las clínicas de diálisis en rojo si es aprobada, ya que obligaría al cierre de varias clínicas.

Como resultado, la Proposición 8 desplazaría a un gran número de los aproximadamente 66,000 pacientes de diálisis en California, lo que provoca que sea más difícil para estos pacientes vulnerables obtener el tratamiento, dice el estudio.

“Como médicos de urgencias, tratamos regularmente a pacientes en diálisis que terminan en la sala de emergencias, debido a citas de diálisis omitidas o complicaciones por insuficiencia renal”, dijo Aimee Moulin, presidente del Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencia - Capítulo de California.

“Al reducir el acceso a la atención de diálisis, esta propuesta dejará a esta frágil población sin otra opción que ir a la sala de emergencias, para recibir tratamiento o aumentar el riesgo de complicaciones que amenacen la vida”, expresa.


Anuncio