Anuncio
Share

Beneficiaros de Daca arremeten contra Congreso por darle fin al cierre de gobierno

(Reuters)

Los beneficiarios del programa extendido de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, conocido como Daca, arremeten contra los miembros del Congreso, por votar a favor de ponerle fin al cierre de gobierno.

El problema, alegan los receptores, es que el voto se da sin ninguna resolución para extender el programa Daca o darle paso al Dream Act, un proyecto que les permitiría la estadía legal en el país.

Cristina Jiménez, directora ejecutiva y cofundadora de United We Dream, sostiene que los jóvenes inmigrantes sufrirán en los campos de detención y serán deportados, porque ambas partes retrasaron este lunes un gran avance en el Dream Act.

“Trump mató a Daca y luego él y su personal echaron a perder el progreso bipartidista. En lugar de defender los principios y las vidas de los jóvenes, los líderes del Congreso se enredaron en juegos”, dijo Jiménez.

Jiménez señaló que muchos demócratas se rehusaron a tomar una posición sobre el Dream Act, mientras “los republicanos mantuvieron el DREAM Act como rehén”, asevera la activista agregando que este sector no necesita un voto simbólico, sino una solución al problema.

El congreso se comprometió a una medida propuesta por el senador líder de la mayoría, Mitch McConnell, quien dijo estar de acuerdo con aprobar un “proyecto de inmigración por separada para proteger a los soñadores” a cambio de reabrir el gobierno.

Arturo S. Rodríguez, presidente de United Farm Workers, añade que el movimiento de trabajadores agrícolas está furioso con los republicanos que se niegan a ceder, así como decepcionados con los demócratas que “se echaron atrás y votaron a favor de una solución temporal que deja fuera a los jóvenes indocumentados”.

“Con cada día que pasa, más de cien jóvenes se arriesgan a la deportación. Más de 17 mil ya perdieron sus permisos de conducir, permisos de trabajo y viven con miedo”, dijo el activista.

California es hogar de más de 200 mil beneficiarios de Daca, y albergaría a más jóvenes indocumentados protegidos por Dream Act.

En total, alrededor de 700 mil jóvenes se encuentran en la cuerda floja tras la cancelación del programa por parte de la administración de Donald Trump.

“Continuaremos trabajando junto con los jóvenes indocumentados y la comunidad de inmigrantes, que nos fortalece y nos alimenta para que en las próximas tres semanas, se pueda incluir un Dream Act en el proyecto de ley de gastos”, afirmó Rodríguez.

La senadora Kamala Harris expresó su escepticismo de que McConnell haya hecho un compromiso real para proteger a los “dreamers”.

“No creo que él haya hecho ningún compromiso y creo que sería temerario creer que hizo un compromiso”, aseveró Harris.


Anuncio