Anuncio
Share

Autoridades buscan a un sospechoso del asesinato de una bebé en su cuna

Los Angeles County sheriff's investigators at the scene where a baby was shot in the face Tuesday night in Compton. The baby later died at a hospital.

Los Angeles County sheriff’s investigators at the scene where a baby was shot in the face Tuesday night in Compton. The baby later died at a hospital.

(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Las autoridades en Compton estaban buscando el miércoles por la noche a dos sospechosos de haber asesinado a una infante de 1 año de edad, quien recibió un balazo mientras estaba en su cuna el martes en la tarde.

Oficiales del Sheriff de Los Angeles dijeron que el martes por la tarde un individuo se bajo de un vehículo y caminó hacia la residencia ubicada en la avenida Holly y la calle San Marcus. Al estar lo suficientemente cerca de un garaje o cochera convertida en hogar abrió fuego.

La menor, identificada como Autumn Johnson, recibió un balazo en la cabeza mientras permanecía en su cuna. La pequeña acababa de celebrar su cumpleaños hace una semana.

Las autoridades dijeron que el individuo subió a un vehículo oscuro –sedan- y se dirigió al sur de la avenida Holly. Hasta ahora no sabe cuál fue el motivo del incidente y si está relacionado a las pandillas, dijo el comandante Rod Kush, jefe de la oficina de Crímenes del Sheriff.

Una testigo que prefirió no ser identificada dijo a las autoridades que ella escuchó varios disparos y enseguida los gritos de una mujer: “Le dispararon a mi bebé. Le dispararon a mi bebé”.

La residente del área dijo que le habló al 9-11 antes de salir a la calle donde vio al padre lamentándose la muerte de su hija y con ella en sus brazos.

“Alguien lleve a mi hija al hospital”, gritaba el padre.

Los agentes llevaron en su vehículo a la bebé al Centro Médico St. Francis en Lynwood, dijo el sargento Ulysses Cruz.

Autumn Johnson fue declarada muerta en el hospital.

Rene Burleson, quien dijo que ella solía cuidar a la beb, inmediatamente se fue al hospital al escuchar la balacera en las redes sociales.

Sin embargo, cuando llegó al centro médico la familia ya se había ido; fue entonces que decidió visitar la calle donde la familia vive. “Quería saber si había sido cierto, pero vi que todo estaba bloqueado”.

“Se siente uno mal y duele”, dijo la residente de Long Beach.

Autoridades pidieron la ayuda de los residentes para obtener más información que lleve a la captura de un individuo porque uno ya fue capturado: 323-890-5500.


Anuncio