Anuncio

Las autoridades de L.A. le ponen el dedo a la venta ilegal de medicina mexicana

(Getty Images)

Si busca vender medicamento de otros países en Los Ángeles, piénselo dos veces porque este acto es ilegal y las autoridades pueden multarlo o inclusive encarcelarlo, sostiene la procuraduría de la ciudad.

En refuerzo a las leyes locales, recientemente la entidad obtuvo una orden judicial y una multa de $50,000 para una pareja, acusada de vender productos farmacéuticos prohibidos, mal etiquetados y falsificados.

Flavia María Rodríguez y su asociado, Salvador Enrique Velasco, importaron ilegalmente “las drogas” de México y América Central para distribuir el producto en tiendas locales y en todo el país, alega la oficina del fiscal Mike Feuer.

El reciente hallazgo es el resultado de una investigación multiagencia de cuatro años, enfocado en la venta y distribución de productos farmacéuticos ilegales en el Sur de California, Oregon y Arizona, y se cree que es uno de los más grandes de la historia realizados en Estados Unidos.

“Los productos farmacéuticos falsificados e ilegales representan una seria amenaza para la salud y seguridad pública”, dijo el fiscal.

“Mi oficina y nuestra policía continuarán trayendo a aquellos que se aprovechan de algunos de nuestros más vulnerables residentes que ponen en peligro su salud”, agregó.

La investigación concluyó que ni Rodríguez ni Velasco tienn licencia para vender productos farmacéuticos, y que Rodríguez era un empleado de la Tienda Quetzal Nava, ubicada en el 2824 S. Vermont Ave., donde supuestamente se vendieron productos farmacéuticos peligrosos.

Blanca García Pérez, también fue enjuiciada criminalmente por vender medicamentos recetados sin licencia y fue sentenciada a 36 meses de libertad condicional, y 20 días de trabajo comunitario, junto con $3,500 en restitución por el costo de la investigación.

De acuerdo a las autoridades este tipo de redadas va a continuar, especialmente en vecindarios latinos donde se venden más los productos ilegales.


Anuncio