Anuncio

Autobús accidentado no reunía las condiciones mínimas de seguridad

Autoridades federales anunciaron el martes que el autobús que chocó en Desert Hot Springs, donde murieron 13 personas, no cumplía con los estándares de seguridad vehicular, debido a que 2 de sus 8 llantas, estaban muy lisas.

Los funcionarios dieron a conocer sus conclusiones luego de un examen preliminar del chasis del autobús y las llantas del mismo, dijo Earl F. Weener, miembro de la Comisión Nacional de Seguridad en Vehículos Comerciales.

Las llantas eran de diferentes marcas, y no cumplían con los estándares mínimos de la Comisión de Seguridad de Vehículos Comerciales.

El autobús de USA Holiday regresaba de un casino con 43 ocupantes, incluyendo el chofer, cuando chocó, el domingo, contra un camión de carga en la carretera interestatal 10, a la altura del poblado de Desert Hot Springs.

De acuerdo con Weener, dos de las llantas estaban muy por debajo de los requerimientos de seguridad, y esto podría haber sido causa suficiente para que el autobús hubiera sido sacado de circulación.

El autobús fue inspeccionado por la California Highway Patrol (CHP) en abril y fue calificado como “satisfactorio” en ese momento, de acuerdo con los funcionarios.

Las llantas estaban aparentemente en buen estado durante la inspección, dijo la capitán del CHP, Laura Quattebaum.

“Nuestro personal se habría percatado si hubieran estado en mal estado”, agregó. “Desafortunadamente la responsabilidad de las condiciones del autobús, recaen en el dueño”, agregó Quattlebaum.

Funcionarios federales hicieron notar que su investigación todavía está en proceso y que todavía hay muchas partes por examinar para poder determinar las causas del accidente. Los investigadores están buscando en el historial de ambos conductores y el paso siguiente es examinar el interior del autobús. El proceso de recolectar las piezas y las evidencias podría tomar hasta un año.

La investigación del choque, el más mortífero en la historia del estado en décadas, se ha centrado en el conductor y propietario, Teodulo Elias Vides, y los antecedentes de seguridad de la compañía.

Vides, de 59 años, está entre las personas que perdieron la vida en el choque, y muchos de sus clientes, lo recuerdan como una persona jovial y amable.

“Él nos decía siempre que antes de jugar y perder el dinero, deberíamos asegurarnos de comer”, dijo Maggie Monterroso, quien empezó a viajar en los autobuses de Vides, desde hace más de una década. “Él se preocupaba mucho por nosotros”.

Los investigadores van a examinar los antecedentes de Vides, así como toda una variedad de factores, incluyendo las condiciones de la carretera y la iluminación.

Vides y su compañía había sido demandado luego de que un autobús de USA Holiday chocó contra un Honda Civic en la carretera 215 en Riverside en el 2007.

El conductor del Sedan y dos pasajeros murieron en el accidente. Los familiares demandaron a Vides y al conductor del autobús, Paulino Camacho Ceballos, alegando negligencia y daños personales.

Los abogados de Vides argumentaron que el Honda viajaba a una “velocidad irracional”, y que el conductor del auto perdió el control. El caso fue desechado luego de que los demandantes no respondieron a nuevas peticiones de evidencia.


Anuncio