Anuncio

Ataques fraudulentos acechan las tarjetas de crédito de los suscriptores de Netflix en EEUU

Los estafadores tienen en la mira a los más de 47 millones de suscriptores de Netflix en la Unión Americana.

Los estafadores tienen en la mira a los más de 47 millones de suscriptores de Netflix en la Unión Americana.

(Archivo/Hoy)

Con la misma facilidad con que los usuarios tienen acceso a las series y películas en Netflix, así también los estafadores están penetrando la base de datos de ese servicio y ahora están al acecho de las tarjetas de crédito, por medio de solicitudes de actualización personal.

Los más de 47 millones de suscriptores, que esta compañía tiene en Estados Unidos, están bajo peligro advirtió la empresa de seguridad cibernética FireEye Labs, al detectar que algunos clientes han comenzado a recibir correos electrónicos pidiendo que ingresen a una página falsa.

“El ataque parece comenzar con una notificación por correo electrónico - enviada por los atacantes - que pide al usuario actualizar sus datos de membresía de Netflix”, explicó la compañía, detallando el fraude está enfocado en obtener “los datos de las tarjetas de crédito y otra información personal”.

En el email, los delincuentes dirigen a los suscriptores a una página de internet de inicio que imita al proveedor de películas. Al enviar los datos básicos, las víctimas son dirigidas a proporcionar detalles adicionales de membresía e información de pago.

El proceso parece auténtico, sostienen los expertos, porque “una vez que el usuario ha introducido su información, es llevado a la página principal legítima de Netflix”.

Este tipo de fraude cibernético no es extraño, el anterior se reportó en diciembre pasado, cuando apareció una estafa hecha a los clientes de este proveedor, enfocada en esa ocasión en los usuarios que tienen identificación de Apple, entre otros ataques.

“Netflix nunca pide ninguna información personal en un correo electrónico. Esto incluye información de pago, número de seguro social, número de identificación fiscal y la contraseña de su cuenta”, manifestó la empresa fundada en 1997 por Reed Hastings y Marc Rudolph.

En los últimos tres años, Mike Sproule ha contado con este servicio. A la fecha, aclara que no ha recibido ningún correo, pero su juicio el problema ocurre cuando los usuarios no toman las medidas preventivas necesarias y contestan sin verificar el tipo de procedimiento.

“Las personas pueden pensar que les van a cortar el sistema y si no estás familiarizado con la página oficial caes con facilidad”, comentó el residente en Los Ángeles. “Cuando me mandan algún tipo de solicitud de información llamo o voy directamente a la oficina que me está contactando”.

La compañía Netflix, por su parte, advierte que si un suscriptor recibe un correo electrónico con solicitudes que no son regulares, aconseja colocar el cursor sobre el enlace para ver a dónde va, así podrá identificar si es el portal original del proveedor.

Si al hacerlo, todavía no está 100% convencido de que se encuentra es el sitio auténtico, puede escribir www.netflix.com directamente en su navegador web. Asimismo, sugieren que cualquier correo sospechoso se puede reportar escribiendo a phishing@netflix.com.


Anuncio