Anuncio
Share

Apuestan por involucrar a los jóvenes para romper con los estereotipos de la violencia doméstica

Roxanna Curiel (izquierda) es educadora juvenil del Centro de Mujeres del Este de Los Ángeles (ELAWC). Aparece junto a ella aparece Libia Alfaro, sobreviviente de violencia doméstica y Carla Osorio, coordinadora del programa Boyle Heigths.

Roxanna Curiel (izquierda) es educadora juvenil del Centro de Mujeres del Este de Los Ángeles (ELAWC). Aparece junto a ella aparece Libia Alfaro, sobreviviente de violencia doméstica y Carla Osorio, coordinadora del programa Boyle Heigths.

(Soudi Jiménez)

Un promedio anual de 48 mil llamadas, es decir 130 cada día, relacionadas a la violencia doméstica son las que recibe el Departamento de Policía de Los Ángeles. Este crimen es de los menos reportados y las autoridades no asignan los fondos suficientes para programas con este enfoque.

Roxanna Curiel, educadora juvenil del Centro de Mujeres del Este de Los Ángeles (ELAWC), asegura que este es un problema global que no se habla abiertamente; es más, sostiene que hay instituciones que con solo mencionar la palabra violencia doméstica genera rechazo.

“Estos son temas tabúes, por eso no nos dejan entrar en las escuelas; si utilizamos el término violencia doméstica no es atractivo, lo que nos ha llevado a referirnos al tema como relaciones saludables, así podemos explicar que si no es saludable, es abusivo”, aclaró la organizadora.

A fin de generar un cambio, ELAWC y un grupo de organizaciones comunitarias realizarán un foro, en el que además se realizarán talleres y recursos dirigidos a los jóvenes, en donde se abordarán temas sobre educación sexual, defensa personal, liderazgo y el uso de las redes sociales.

De acuerdo a Curiel, este esfuerzo es inédito porque los expositores también son jóvenes, lo que les permitirá conectar con el auditorio, el cual cree que puede ser clave para potenciar la lucha frontal contra la violencia doméstica, ante la falta de recursos que existen a nivel local.

“No hay clases ni talleres en las escuelas sobre este tema, eso permitirá que los jóvenes tengan la oportunidad de hablar y explorar en donde pueden encontrar apoyo; sabemos que hay abusos y violencia en cualquier comunidad, pero todo depende de los recursos accesibles”, señaló.

Los participantes encontrarán información y materiales educativos de al menos 15 diferentes organizaciones. El evento comunitario se realizará este jueves 11 de febrero a las 4:00 p.m. en la preparatoria Gonzalo Méndez, ubicada el 1200 de la calle Plaza del Sol, en el Este de L.A.

“La meta es que los jóvenes se sientan con la confianza en promover relaciones saludables y lleven recursos a sus casas, que sepan navegar estos temas y aprendan a apoyarse el uno al otro”, aseguró Curiel, coordinadora del programa juvenil de ELAWC.

El 13 de febrero de 1976 se creó la línea telefónica contra la violencia y agresión, luego se transformaría en el Centro de Mujeres del Este de L.A., entidad que promueve a través de sus diferentes programas ambientes libres de violencia.

Esta organización cuenta con consejeros y en su línea gratuita 800-585-6231 se puede encontrar asistencia las 24 horas con personal bilingüe.


Anuncio