Anuncio
Share

Arpueban estudio sobre la vivienda que incluya a las personas de bajos recursos

Según datos de la oficina del concejal Cedillo, en Los Ángeles más del 75 por ciento de los hogares de bajos ingresos paga la mitad de sus cheques mensualmente.

Según datos de la oficina del concejal Cedillo, en Los Ángeles más del 75 por ciento de los hogares de bajos ingresos paga la mitad de sus cheques mensualmente.

(Selene Rivera / HOY)

El concilio de Los Ángeles aprobó una moción recientemente para que se realice un estudio sobre la falta de vivienda económica que no solo incluya a los indigentes de la región sino también a las personas de bajos recursos en riesgos de perder sus hogares.

Ahora la Oficina Administrativa de la ciudad y el Departamento de Vivienda e Inversión Comunitaria deberán producir un plan integral que incluya todos los niveles de necesidad.

La acción surge tras una reciente estrategia similar que fue aprobada para exponer las necesidades de vivienda de los residentes indigentes. Este plan no incluye unidades asequibles para aquellos en riesgo de perder su hogar o de ser desalojados por las nuevas construcciones.

“Si vamos a poner techo en los residentes de Los Ángeles, es de suma importancia tener una conversación sobre su imagen completa”, declaró el concejal Gil Cedillo (D-1), autor de la moción.

“Hay que hacer un inventario de las necesidades de vivienda enteras de la ciudad, en todos los ámbitos y en todos los ingresos, y crear un plan que aborde todas las carencias. Sólo entonces seremos capaces de adoptar un enfoque global a la morada en nuestra región, agregó.

El alegato para el nuevo estudio sostiene que el alquiler es accesible cuando las familias aportan no más del 30 por ciento de sus ingresos salariales en las rentas mensuales. Sin embargo, este no es el caso de los angelinos, donde las familias tienen que gastar el 47 por ciento de sus ingresos para cubrir los gastos de renta mensual.

Según datos de la oficina del concejal Cedillo, en Los Ángeles más del 75 por ciento de los hogares de bajos ingresos paga [en gastos de vivienda] la mitad de sus cheques mensualmente.

“Es hora de que nos movemos más allá de la conversación, ir más allá de la celebración de reuniones y empezar a tomar decisiones”, dijo Cedillo, quien cubre las comunidades del centro y noreste de la ciudad como Glassell Park, Cypress Park, Highland Park, Echo Park, Pico Union y Mac Arthur Park.

Para Mariana Padilla, quien alquila departamento en la ciudad, el estudio es crítico.

“Tiene más de 10 años que a la comunidad se le está dificultando cada vez más pagar las rentas por las nuevas construcciones, restaurantes y edificios de lujo. Es imperativo que este estudio de a conocer en dónde nos encontramos los residente y dónde vamos a ir a parar”, dijo Padilla.

“Yo vivo en un apartamento de dos recamaras con mi esposo y dos hijas, una de ellas casada con esposo y un bebé y ni aún así podemos completar la renta de 1,500 dólares al mes porque no ganamos mucho dinero en nuestros empleos”, agregó.

Por ahora hay varias iniciativas pendientes en el concejo que tratan de reformar el proceso de planificación de vivienda, al miso tiempo que se actualizan 35 planes comunitarios para abordar el tema.

Por otra parte, Build Better LA, una coalición que aboga por las viviendas accesibles en la ciudad de Los Ángeles, le pide a la comunidad angelina votar en las elecciones de noviembre a favor de una medida que forzaría a las constructoras desarrollar vivienda asequible en esta región.

El estudio deberá de exponer la inflación de rentas, el crecimiento demográfico y el cambio de las necesidades de vivienda en los próximos 10 años.


Anuncio