Anuncio
Share

Jóvenes delincuentes tendrán mejor representación ante las cortes

Hasta ahora, los abogados asignados solamente están conectando a uno de cada 100 jóvenes que representan a un trabajador social después de que su caso es resuelto.

Hasta ahora, los abogados asignados solamente están conectando a uno de cada 100 jóvenes que representan a un trabajador social después de que su caso es resuelto.

(Los Angeles Times)

De ahora en adelante los delincuentes juveniles van a tener mejor representación en los juicios que enfrentan.

Una enmienda del condado agrega abogados defensores alternos, en caso de que los defensores públicos no puedan ayudar a los menores.

Actualmente, el condado les asigna a los jóvenes un defensor público cuando no tienen dinero para pagar su propia asistencia legal. Sin embargo, un reporte reciente revela que los abogados no están haciendo un buen trabajo al representar a los menores, por lo que muchos terminan perdiendo sus casos.

Asimismo, los abogados defensores están fallando en canalizar a los menores a los servicios sociales que podrían alejarlos del ciclo criminal, señala el informe del Instituto Warren sobre Política Social y Leyes, de la Universidad de California, en Berkeley.

Con la reforma, “aquellos que se han visto rezagados y abandonados… sentirán que están siendo representados apropiadamente”, sostiene el supervisor Mark Ridley-Thomas, quien junto con la supervisora Sheila Kuehl trabajaron para la reforma al sistema de servicios legales.

A pesar de que hay varios abogados públicos que han hecho muy buen trabajo, las estadisticas muestran que existen grandes brechas”, dice Kuehl.

Y es que según el reporte, los abogados públicos asignados, quienes representan a la mayoría de jóvenes, utilizan en promedio menos tiempo defendiendo a sus clientes. Así también someten menos mociones que los puedan ayudar, consultan un menor número de expertos y proveen menos documentación para apoyar la defensa de sus clientes.

Para Lidia Amador, integrante de No Mas Cárceles, una organización que aboga por los derechos de los reclusos, el cambio es una buena noticia.

“Tenemos que canalizar a nuestros jóvenes a los servicios que les puedan ayudar a no reincidir. Si un abogado que recibe su salario de parte del condado, para ayudar a un joven, les aseguro que no están haciendo su trabajo. En ese caso, los supervisores deben buscarle solución al problema”, dijo Amador.

“El apoyo de un abogado defensor no solo consiste en pararse el día del juicio y esperar el mejor resultado. Este debe hacer su tarea hasta el final y ayudar a su cliente”, agregó Amador.

La moción de los supervisores, recalca las palabras de la activista.

“La defensa para los jóvenes tiene una misión doble que cumplir: Deben defender a sus clientes en contra de todos los alegatos y deben de abogar por el cuidado integral, tratamiento y guía de su cliente antes y después de que se le hayan impuesto cargos”.

Hasta ahora, los abogados asignados solamente están canalizando a un trabajador social a uno de cada 100 jóvenes que representan, según la investigación. Uno de los problemas más serios es que cada abogado lleva un carga de alrededor de 660 casos por año mientras.

El hallazgo revela que parte del problema por el cual los abogados no están trabajando lo suficiente, es porque reciben un salario base de 340 a 360 dólares por caso basado en un sistema de compensación que data de los años 90.


Anuncio