Anuncio
Share

Angel Faces trata de rescatar a niñas víctimas de quemaduras

Participantes de uno de los retiros 2015 se toman una "selfie".

Participantes de uno de los retiros 2015 se toman una “selfie”.

(Cortesía)

En 1969, cuando solo tenía nueve años de edad, Lesia Cartelli sufrió un accidente en el que más del 50 por ciento de su cuerpo resultó quemado.

A través de los años la menor tuvo que lidiar con el dolor físico y mental de las cicatrices que dejó una mortal explosión de gas en su hogar.

Al no contar con nadie que la apoyara Cartelli decidió crear en el 2003, Angel Faces.

Esta organización sin fines de lucro tiene su sede en el sur de California, y su meta es transformar, a través de retiros de una semana, las vidas de niñas de entre 12 y 18 años de edad, cuyas quemaduras desfiguraron sus caras y sus cuerpos.

En estos retiros, que se organizan dos veces al año, varios terapistas y psicólogos les enseñan a las adolescentes a lidiar con su autoestima al mismo tiempo que exploran formas para sanar las heridas emocionales y tener así una vida más plena.

Las participantes también reciben masajes terapéuticos e instrucciones profesionales sobre cómo aplicarse maquillaje corrector, así como actividades recreativas que facilitan su expresión verbal.

“Nosotros atendemos a las niñas que sufren dentro y fuera; aquellas que pueden estar atravesando por un espiral de auto-compasión, ira y depresión”, dice Cartelli.

Para aquellas niñas que sufren quemaduras debido a un incendio en el hogar, experimentos científicos, accidentes de tráfico, el abuso, el dolor nunca terminan, sostiene Cartelli.

Las miradas, los insultos, las burlas, y las preguntas no deseadas de sus compañeros de clase, se convierten en todo un infierno. Por ello, “les enseñamos a salir de ese espiral al aceptar el dolor como una bendición. Les mostramos cómo las tragedias nos pueden despertar a la riqueza de la vida”, señala Cartelli.

Eso fue lo que le sucedió Adriana, una adolescente de 13 años que participó en uno de los retiros.

La participación “fue una de las mejores cosas que me ha ocurrido. Conocí a muchas mujeres hermosas y fuertes que están pasando por lo mismo que yo. (El retiro) me ha enseñado a lidiar con las preguntas y las burlas que la gente hace. He aprendido a aceptarme como soy”, dijo la menor.

Jenna, de 14 años de edad también está contenta por la experiencia.

“Me hace sentir mejor el estar con gente como yo. Espero que otras participantes formen parte del retiro, entiendan lo que Angel Faces significa y que se sientan mejor”.

Angel Faces, con sede en Encinitas, fue la primera organización en su tipo en ofrecer los retiros gratuitos a todas las participantes, no solo a nivel local y nacional sino también internacional.

A lo largo del año, Cartelli ofrece charlas educativas y organiza recaudación de fondos para que las menores participantes no tengan que pagar ni un solo peso en los gastos de vuelo, alimentos y alojamiento.

Los retiros sirven hasta a 40 menores para proveer un ambiente intimo y facilitar su sanación. Asimismo, la organización cuenta con un grupo de apoyo de 85 miembros que está activo todo el año.

Ahora, el reto de Angel Faces es encontrar menores que de pequeñas resultaron quemadas y que se han apartado de la sociedad, sufren de depresión y están en riesgo de suicidarse.

Este año, el primer retiro se llevará a cabo del 20 al 26 de junio en Wolfeboro, New Hampshire. Pero la fecha límite para la solicitud de participación es el 15 de marzo.

Para más información sobre los retiros y el grupo de apoyo visite la página angelfaces.com.


Anuncio