Anuncio
Share

Angelinos hacen maletas para ver al papa, dicen que lleva esperanza a Juárez

Entre los recorridos del Papa se encuentra Ciudad de México, Chiapas, Michoacán y Juárez, en el estado de Chihuahua.

Entre los recorridos del Papa se encuentra Ciudad de México, Chiapas, Michoacán y Juárez, en el estado de Chihuahua.

(Selene Rivera / HOY)

Centenares de creyentes católicos que residen en el Sur de California aprovecharán la corta distancia a México para viajar a ese país y conocer al Papa Francisco en su primera visita papal del 12 al 17 de febrero.

La comunidad espera que el Sumo Pontífice pueda aumentar la fe, la esperanza y la paz en esas regiones abatidas por el crimen, la corrupción y la muerte; especialmente en Ciudad Juárez, una zona que dúrate el 2008, 2009 y 2010, se consideró una de las más violentas de todo el mundo.

Entre los recorridos del Papa se encuentra Ciudad de México, Chiapas, Michoacán y Juárez, en el estado de Chihuahua; donde alrededor de 370 mujeres y niñas han sido asesinadas en los últimos 20 años y por lo menos 400 mujeres han desaparecido. El lugar tiene fama por la violencia que se da entre los carteles de la droga y la presencia de las fuerzas armadas y la policía militar del país en casi cada esquina.

“Cuando escuché que entre los planes del Papa Francisco estaba visitar Juárez, yo le di gracias a Dios… me dije, ‘esto debe ser un milagro’ ”, dijo la señora Elia Cárdenas, quien este 14 de febrero viaja a México junto con cinco amistades para conocer al Papa.

Hace dos años, Cárdenas visitó a unas hermanas en esa región de 1.5 millones de habitantes. No obstante, le sorprendió ver que la zona que alguna vez ella conoció como vibrante, parecía ciudad fantasma.

“Fue traumatizante no ver gente en la calle sino al Ejercito casi en cada esquina. Juárez ha sido golpeada por la violencia durante mucho tiempo y la visita del Papa viene a ser una acción de esperanza, fe y sanación para una comunidad que aún no sana”, sostuvo Cárdenas.

A lado de esta creyente, se encuentra la señora Imelda Saucedo, ella también estará viajando 12 horas de Los Ángeles a Juárez en camión.

La señora Saucedo añadió que aunque el crimen y la violencia en Juárez ha declinado en los últimos años, la “presencia divina” del Sumo Pontífice es necesaria.

“Jesús dijo venir por los pobres… por los necesitados. Y es un hecho que Juárez lo necesita. En realidad, para mí no es tanta la emoción por ver al Papa, es sentir su calor para los mexicanos aún en dolor… es sentir ese amor que nos dice que todo va a estar bien”, dijo Saucedo.

Desde enero de 2013, la tasa de homicidios de Juárez era de 38 por cada 100,000 habitantes, una cifra que continúa disminuyendo, lo que para los esposos, Rafael y María Gamboa Trinidad, es una señal de esperanza.

Por este motivo, la pareja no se puede perder la oportunidad de conocer al Papa en la zona de fuego.

“El hecho de que el hombre que conocemos como el Papa del pueblo, salga literalmente a visitar el pueblo es inspirador”, dijo María.

“Además es un Papa latino que no ve distinción entre razas o creencias. Y que quiere unir al mundo. No podemos pedir más”, agregó Rafael.

Para el 17 de febrero, el Papa visitará el Centro de Reinserción Social en Juárez, el Colegio de Bachilleres y el Seminario Conciliar, para luego acudir a la ‘Antigua Feria Expo’ y celebrar una misa con migrantes y víctimas de la violencia.


Anuncio